Buscan dar a conocer vidas de braceros

Con siete votos a favor fue aprobada en el Comité de Educación del Senado, la medida SB993 del senador demócrata de Los Ángeles Kevin de León

Buscan dar a conocer vidas de braceros
Salvador Cuevas fue uno de los 4.6 millones de trabajadores que llegaron de México a EEUU entre 1942 a 1964.
Foto: Araceli Martínez / La Opinión

SACRAMENTO, California.- Mientras que en otras partes del país, en especial en Arizona, este año se eliminaron las clases de estudios étnicos, particularmente la de los méxicoamericanos, en California avanza en la legislatura estatal un proyecto de ley para enseñar la historia de los braceros en las escuelas públicas.

Con siete votos a favor fue aprobada en el Comité de Educación del Senado, la medida SB993 del senador demócrata de Los Ángeles Kevin de León, que de convertirse en ley autorizaría que en la enseñanza de las ciencias sociales en las escuelas públicas se incluya el Programa Bracero.

Este proyecto que trajo al país a 4.6 millones de trabajadores mexicanos entre 1942 a 1964 fue establecido a través de una serie de acuerdos bilaterales entre los Estados Unidos y México. El propósito del mismo fue llenar la escasez de mano de obra estadounidense en los campos y el ferrocarril cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial.

“Dado el impacto que tuvieron los braceros en la migración de este país y en California, es importante que los estudiantes entiendan y conozcan quiénes fueron los braceros”, afirmó De León.

En enero pasado, el Distrito Escolar Unificado de Tucson en Arizona se vio obligado a eliminar los cursos étnicos a fin de evitar que el estado retuviera el 10% de su financiamiento. Esto debido a que en 2010 se aprobó una ley estatal que prohíbe los cursos que estén diseñados para grupos étnicos.

“Mientras que en todo el país están arremetiendo contra los inmigrantes y nos ven como una amenaza, una invasión, con recelo y hay una tendencia a negar la historia real, es un buen comienzo que en California se quiera enseñar la historia y aportaciones de los braceros, porque tristemente no existen los estudios étnicos, chicanos, afroamericanos, indígenas o asiáticos en las escuelas primarias, secundarias y preparatorias del estado”, destacó el profesor de estudios latinos y chicanos de la Universidad Estatal de California (CalState) en Long Beach, Armando Vázquez-Ramos.

Sobrino de dos exbraceros, el profesor Vázquez-Ramos estableció que la raíz de lo que es la comunidad mexicana actual en el país fueron los braceros a quienes definió como la generación que vino a trabajar como mano de obra barata después de la deportación masiva de mexicanos en 1930.

“Es el mismo ciclo que estamos viendo ahora con tantas deportaciones, por eso es que importante conectar la historia con el presente y enseñar la historia de los braceros”, indicó.

El mes pasado, el presidente de México, Felipe Calderón, comenzó a hacer los últimos pagos a 108 mil exbraceros a quienes no se les habían liquidado las retenciones del 10% a su salario que se les hicieron de 1942 a 1964. Los exbraceros tuvieron que esperar por décadas que les devolvieran las retenciones que se ganaron con su trabajo muchas de las veces en condiciones de abuso. En promedio los pagos fueron por 2,970 dólares.

“Sería una cosa bonita que se enseñe en las escuelas lo que fue el programa para que se den cuenta de lo que fue el bracero”, comentó Salvador Cuevas, quien comenzó a trabajar como bracero en 1958.

El exbracero de 72 años viajó desde Los Ángeles donde radica para dar testimonio a favor de que su historia se enseñe en los libros de texto.

Sólo el líder de los republicanos en el Senado, Bob Huff, de Diamond Bar, votó en el Comité de Educación del Senado en contra de que se enseñe dicha materia.

“El senador Huff considera que el enfoque del Comité de Educación del Senado debe ser aprobar leyes que ayuden a los estudiantes a graduarse de la secundaria, en especial en Los Ángeles donde sólo el 50% se gradúa de la secundaria”, indicó Héctor Barajas, portavoz del líder republicano.

El senador demócrata de San Diego, Juan Vargas, tiene un proyecto de ley que pretende que se incluya la historia de los latinos en California. Los latinos comprenden casi el 40% de la población del estado.

El año pasado California logró un avance cuando convirtió en ley una medida para enseñar la historia y contribuciones de la comunidad gay en los libros de Ciencias Sociales de California. Una ley que se encuentra amenazada tanto por una iniciativa electoral como por otro proyecto de ley del senador republicano de Antelope Valley, Steve Knight, que pretende echarla abajo.