Inician juicio contra Edwards en Carolina

Inician juicio contra Edwards en Carolina
El ex aspirante a la nominación presidencial demócrata, John Edwards, a su arribo a la corte.
Foto: AP

Washington/EFE – El juicio contra el político demócrata y excandidato a la Vicepresidencia en 2004, John Edwards, comenzó ayer en un tribunal de Carolina del Norte, por supuestamente usar dinero aportado a su campaña electoral de 2008 para encubrir una relación extramatrimonial.

Edwards, de 58 años y uno de los rivales iniciales de Barack Obama en las primarias demócratas de 2008, se ha declarado no culpable de los seis cargos que se le imputan por el uso indebido de donaciones de aquella campaña, alrededor de un millón de dólares, con la intención de ocultar su escándalo extramatrimonial con Rielle Hunter.

La defensa del político alega que Edwards no conocía el origen de esas donaciones, procedentes de dos ricos contribuyentes de su campaña, al tiempo que sostiene que, aunque hubiera tenido constancia, eso no constituye una violación de las leyes federales.

Supuestamente, con ese dinero Edwards intentó que la opinión pública y su mujer, Elizabeth -que falleció en 2010 de un cáncer de mama que se le detectó en 2004- no conocieran que tenía una amante, con la que comenzó la relación en 2006.

Edwards, muy popular entre los demócratas hasta que en agosto de 2008 reconoció la relación con su amante, podría ser condenado a un término de hasta 30 años de cárcel y al pago de un máximo de 1.5 millones de dólares como multa por los hechos.

La sentencia será dictada por la juez federal Catherine Eagles, quien espera que el juicio pueda quedar visto para sentencia en unas seis semanas.

La Fiscalía intentará probar que Edwards conocía el origen de los pagos y que con ellos intentaba proteger en plena campaña su imagen de hombre de familia sin mácula en su currículum.

La historia incluye pagos para el cuidado médico de su amante, quien fue contratada para la campaña de Edwards y se embarcó en largos viajes por diferentes partes del país con un asesor para mantenerla alejada de las pesquisas de los periodistas.

Tras negarla inicialmente, Edwards reconoció la paternidad de la hija, ahora de cuatro años de edad, que tuvo con Hunters.