Temen que niña hispana haya sido raptada

Buscan por tercer día a la menor de 6 años desaparecida de su casa en Arizona
Sigue a El Diario NY en Facebook
Temen que niña hispana haya sido raptada
La niña Isabel Mercedes Celis desapareció de su cuarto.
Foto: AP

Tucson — La policía continúa la búsqueda, desde el sábado, de la niña Isabel Mercedes Celis desaparecida en circunstancias sospechosas en Tucson, en el estado de Arizona, dijeron funcionarios ayer.

Los investigadores encontraron “circunstancias sospechosas en torno a un posible punto de entrada” en el hogar de la niña de 6 años, cuya desaparición ha causado una búsqueda masiva en la que cooperan más de 150 oficiales policíacos que intentan deducir si fue secuestrada o no, dijo una vocera de la policía.

Maria Hawke, sargento de la policía de Tucson, sin embargo, no comentó ayer si el punto de entrada fue en la ventana del cuarto o en alguna puerta. Pero Mary Littlehorn, una amiga de la familia, dijo que ella escuchó de otras personas cercanas a la familia que el mosquitero de la ventana del cuarto de la niña lo habían derribado.

La niña fue vista por última vez en su alcoba a las 11 de la noche del viernes por sus padres, dijo Hawke. Los padres descubrieron que había desaparecido el sábado a las 8 de la mañana y llamaron al número de emergencia minutos después.

La policía mantuvo todo el vecindario donde vive Isabel bloqueado por segundo día y peinaron una amplia zona buscando pistas sobre un posible secuestro.

Ayer se completó una cuarta búsqueda de casi cinco kilómetros (tres millas) en temperaturas que rondaban los 40 grados Celsius (poco menos de 100 Farenheit), dijo el teniente de la policía Fabián Pacheco ayer por la tarde en una conferencia de prensa.

Pacheco no hizo mayores comentarios sobre el “punto de entrada” sospechoso, al argumentar: “no quiero comprometer nada”.

Ayer temprano, el jefe de la policía de Tucson Roberto Villaseñor dijo que habían ejecutado al menos dos órdenes de cateo. Los padres de la niña, identificados por amigos suyos como Becky y Sergio Celis, ayudaron al proceso mientras la policía intentaba localizar a su hija, agregó Villaseñor. La policía sigue catalogando el caso como una “desaparición sospechosa/posible secuestro”.

“No estamos descartando nada de la investigación por el momento, porque en verdad necesitamos mantener nuestra mente abierta respecto de toda la información que se ha recopilado”, explicó Villaseñor. “La familia ha cooperado con nosotros”.

Littlehorn, amistad de la familia, quien se reunió el domingo con otros amigos de la familia en un centro de comando de la policía, dijo que las autoridades habían separado a los dos padres durante horas el sábado para interrogarlos.

Pacheco agregó que el FBI estaba en camino para una búsqueda con perros, desde el cuartel general del buró en Virginia, ya que están mejor entrenados y con mayor experiencia para realizar búsquedas urbanas. Las autoridades también empezaron a detener a delincuentes sexuales en la zona y especificaron llevárselos era un procedimiento de rutina.