Voces de rechazo ante presupuesto de Bloomberg

Los programas de cuidado diurno y para después de clases, así como los campamentos de verano, sufrirán el "tijeretazo" más grande del presupuesto

Voces de rechazo ante presupuesto de Bloomberg
El alcalde Michael Bloomberg, presentó ayer su presupuesto ejecutivo 2013 que excede los $68,700 millones y que será negociado hasta fines de junio.
Foto: Lucas Jackson / AP

Nueva York.- Miles de niños que acuden a programas de cuidado diurno y después de la escuela, quedarán literalmente en el aire, según el plan presupuestario dado a conocer ayer por el alcalde Michael Bloomberg.

Los programas de cuidado diurno y para después de clases, así como los campamentos de verano, sufrirán el “tijeretazo” más grande del presupuesto, con un recorte de $170 millones.

Se estima que 52 mil niños se verán afectados con los recortes -a partir de septiembre- que incluyen 27 mil del programa para después de clases, así como 8,200 menores participantes del cuidado diurno.

El alcalde defendió su propuesta aclarando que aún queda “un camino por recorrer y negociar con el Concejo Municipal”.

La propuesta para el año fiscal 2013, inicia el primero de julio y se estima alcanzará un poco más de $68 mil millones.

La máxima autoridad de la ciudad –que se encuentra en su último año de mandato- destacó que en el presupuesto no se contempla el despido de maestros -como inicialmente se había especulado que se recortarían 2,500 posiciones- y no habrá un alza de impuestos a los contribuyentes.

“Nuestra prioridad es la seguridad de la ciudad”, dijo Bloomberg, aclarando que Nueva York es una ciudad en la que “la gente puede caminar tranquila con uno de los índices más bajos de criminalidad de los últimos años”.

El alcalde reiteró que en su plan se refleja una brecha presupuestaria de $495 millones, provenientes de una disminución de $352 millones en previsiones de ingresos tributarios, causados por una caída de Wall Street sumados a los $143 millones del aumento de los costos de servicios sociales.

Brecha que intenta disminuir con los $466 millones recuperados tras un acuerdo legal con la compañía SAIC, que pagará la suma millonaria, para resolver su papel en un esquema fraudulento por el que le cobró a la ciudad de forma irregular el mantenimiento del sistema de nóminas.

Sara Martínez, madre de dos menores, dijo que el recorte del cuidado diurno “será desastroso” porque no tiene dinero para contratar una niñera.

El concejal Ydanis Rodríguez (D-Manhattan), aseguró que no votará a favor del presupuesto, a menos que se restituyan los fondos para los programas de los niños.

“El próximo martes, en el alto Manhattan, llevaremos a cabo una marcha en la que esperamos la participación de mas de tres mil familias afectadas por este corte”, sostuvo el edil. Recalcó que en la sección del norte de Manhattan, donde reside un alto índice de familias de escasos recursos, se verán afectados de entre 1,500 a 3,000 niños por la falta de programas para después de clases.

Entre tanto, la presidenta del Concejo Municipal, Christine Quinn, expresó sentirse “muy preocupada” por los recortes y ser conciente que “se verán afectadas las personas más vulnerables de la ciudad”.

Katherine Eckstein, directora de Políticas Públicas de la Sociedad de Ayuda a los Niños, criticó la propuesta de Bloomberg de la que dijo que es “exactamente lo contrarío a la dirección a donde la ciudad debe dirigirse”.

El Concejo Municipal tiene hasta finales de junio para aprobar el presupuesto.