Sin miedo a las curvas

Narciso Rodríguez diseña sin límites
Sin miedo a las curvas
Un diseño de Narciso Rodríguez presentado en la Semana de la Moda en NY, en febrero de 2012
Foto: AP

NUEVA YORK.– El famoso diseñador de origen cubano Narciso Rodríguez asegura que no teme a las curvas de la mujer latina, y que las tiene en cuenta al diseñar sus colecciones, que han lucido grandes estrellas como Jennifer López y Angelina Jolie.

Rodríguez, cuyas creaciones han conquistado también a la primera dama Michelle Obama, afirmó en una entrevista reciente que, con su trabajo, celebra a la mujer latina con su alegría y sus curvas.

“La mujer latina es tan alegre, tan llena de vida, de inspiración”, dijo el diseñador, que la semana pasada fue reconocido por el Museo del Barrio en Nueva York por sus logros en el mundo de la moda y su patrocinio a esa entidad cultural.

“Siempre me han inspirado mi madre, mi abuela, mis tías, las mujeres de mi familia. En mis colecciones, mis raíces latinas están presentes en que [las piezas] son más entalladas. No le tengo miedo a las curvas”, agregó Rodríguez.

Para el diseñador, que ha recibido innumerables tributos en su exitosa carrera en la moda, el que recibió del Museo del Barrio es especial por venir de su comunidad latina.

“Soy neoyorquino, mis padres son cubanos, crecí cerca de aquí, en Nueva Jersey, traemos a nuestra isla [Cuba] en la sangre. Es algo muy lindo [el premio]”, dijo emocionado el diseñador, que se describe como “muy sentimental” y orgulloso de su origen.

“En mi casa se come arroz con frijoles y boliche, igual que en la casa de mi madre y mis tías”, aseveró al referirse a platos típicos de la gastronomía cubana.

El éxito y la fama, que le llegaron cuando comenzó su propia línea de ropa en 1997, no le han alejado, sin embargo, de su comunidad.

Por ello, para Rodríguez, es importante mantener vínculos con entidades como el museo –ubicado en El Barrio latino de Harlem y fundado hace cuarenta años por puertorriqueños–, cuyos programas para jóvenes de escasos recursos económicos respalda.

“Para mí es importante apoyarle, porque el museo ha hecho mucho por la comunidad latina, con programas que benefician a niños y familias”, afirmó, para destacar que la institución cultural abraza a otros grupos étnicos “y convierte así a la ciudad entera en una sola comunidad”.

“Eso es muy lindo y es la parte del museo que más me gusta”, afirmó el modisto, quien en 1996 confeccionó el vestido con el que Carolyn Bessette se casó con John F. Keneddy, en una entrevista en su estudio, alejado del distrito de la moda donde otros famosos tienen sus centros de trabajo.

Además de su línea de ropa, zapatos y carteras para mujeres, cuenta con perfumes para ambos sexos, que llevan su nombre.

El diseñador también lanzó durante dos años una colección para hombres que podría volver al mercado.

El camino al éxito no ha sido fácil. “Una carrera como la moda, o cualquier otra creativa, es difícil. Creo que lo más difícil fue convencer a mis padres, que, como muchos otros, querían que tuviera otra profesión. No todo el mundo que empieza en el arte o la moda puede triunfar”, recordó.

“Pero, cuando vieron lo firme que yo estaba” en estudiar moda “me apoyaron”, agregó Rodríguez, rodeado de fotos de estrellas como Sarah Jessica Parker, Angelina Jolie, Jennifer Aniston y Drew Barrymore, así como la de Michelle Obama, luciendo sus creaciones.

“No es una carrera fácil. La gente lo cree porque ven las fotos de las artistas, el glamour… pero crear y sobrevivir en este negocio es bien difícil”, afirmó el modisto, que recientemente también diseñó el vestido de novia para la española Marta Ortega, heredera del imperio textil Inditex, dueño de las tiendas Zara.

Sin embargo, Rodríguez parece haber heredado la valentía de sus padres, por los que tiene gran admiración, para luchar y no darse por vencido.

“De mi padre admiro su amabilidad, es un hombre muy dulce y de ambos, su valentía porque ellos, mis tías y tíos vinieron [a EEUU] de Cuba a los 21 años, sin hablar inglés y poco dinero, para darle a sus hijos, que aún no habían nacido, una vida mejor. Yo no podría”, afirmó.

Rodríguez no sólo se involucra con su comunidad, sino también con la política, ya que recientemente figuró en la lista de diseñadores que apoyan la reelección del presidente Barack Obama, a quien dice admirar “porque es honesto y ha hecho mucho por el país”.

Considera que fue “valiente” con su apoyo a las bodas entre parejas del mismo sexo, porque se tratan de derechos civiles.

“La gente se olvida de cómo trataron antes a las mujeres, a los afroamericanos, hay generaciones que desconocen de sus luchas por sus derechos”, argumentó.