Niegan una transfusión a testigo de Jehová

Buenos Aires/EFE – La Corte Suprema de Justicia de Argentina negó un pedido para que se le realice una transfusión de sangre a un testigo de Jehová de 38 años, que permanece internado en coma, por considerar que debe respetarse la voluntad del paciente, informaron ayer fuentes judiciales.

El caso protagonizado por Pablo Albarricini, internado luego de recibir el pasado 5 de mayo seis disparos en un robo, desató una polémica en Argentina en torno a la incidencia de las creencias religiosas en las prácticas médicas.

El máximo tribunal resolvió anoche rechazar el reclamo judicial que había hecho días atrás el padre del testigo de Jehová luego de que la esposa de su hijo se negara a que le practicaran transfusiones de sangre en virtud de sus creencias religiosas.

Romina Carnevale, esposa del paciente, presentó una declaración de hace cuatro años en la que Albarracini pide que no le realicen transfusiones de sangre porque su religión se lo prohíbe.

“La Corte otorgó prioridad al principio de reserva de la Constitución Nacional por el cual la Justicia no tiene jurisdicción sobre los actos privados de las personas”, explicó a la agencia estatal Télam la abogada Mariana Gallego, representante de Jorge Albarracini, padre del paciente.