Rusia y Polonia eliminados

La coanfitriona Polonia y la favorita Rusia se despidieron ayer de la Eurocopa al sufrir sendas derrotas 1-0 ante la República Checa y Grecia, respectivamente.
Rusia y Polonia eliminados
El futbolista checo Petr Jiracek (i) anota el gol que le dio a su país el pase a cuartos de final, y eliminó a Polonia ayer de la Eurocopa.
Foto: AP / Petr David Josek

VARSOVIA/AP – La coanfitriona Polonia y la favorita Rusia se despidieron ayer de la Eurocopa al sufrir sendas derrotas 1-0 ante la República Checa y Grecia, respectivamente.

Los checos ganaron el grupo gracias a un gol en la segunda mitad de Petr Jiracek para vencer a Polonia, que desperdició varias oportunidades al comienzo del partido en la lluviosa Wroclaw.

Grecia recuperó la indomable garra y estilo defensivo que lo llevaron a obtener el campeonato europeo de fútbol en el 2004 al derrotar ayer a Rusia 1-0, que encabezaba al grupo antes del inicio de su última fecha.

Al filo del descanso, el capitán griego Giorgos Karagounis. Grecia supo regular el resto ante un conjunto ruso sin puntería.

Karagounis, quien empató el récord de la selección al disputar su partido número 120 con los colores nacionales, definió con un remate rasante en la última jugada del primer tiempo.

Los griegos hicieron lo que mejor saben hacer: defenderse.

Aún cuando Grecia se encerró atrás, Karagounis creó peligro. Injustametne, el árbitro sueco Jonas Eriksson le sacó una tarjeta amarilla al considerar que fingió una caída dentro del área, cuando por las imágenes de televisión se apreció que el zaguero ruso Sergei Ignashevich le había derribado. Karagounis se perderá el partido de cuartos de final.

Rusia, que arrancó el torneo goleando 4-1 a la República Checa, era amplia favorita para avanzar. Pero los dirigidos por el técnico holandés Dirk Advocaat pagaron caro su mala puntería.

Grecia terminó en el segundo lugar del Grupo A con cuatro puntos. Rusia también sumó la misma cantidad, pero el boleto fue para los griegos por el resultado directo.

Con un gol de Petr Jiracek en el tramo final, la República Checa ganó la llave con seis puntos tras vencer 1-0 a la anfitriona Polonia, última en la zona y que se despidió con apenas dos unidades.

Tras el silbatazo final, los checos celebraron eufóricos. Abrumados por su eliminación, los polacos se tiraron al piso, tapándose los rostros.