Doña Cuña Tevedice

Fanny Lou.
Fanny Lou.
Foto: archivo

Creo que estos comentarios que hago semanalmente también se podrían llamar: ¿Alguien me puede decir?… Sí, porque son muchas las interrogantes que uno se hace sobre la programación de estos canales latinos. Los cambios son continuos y a los televidentes se nos ofrece muy poca información sobre lo que sucede… Así no más, sin previo aviso hacen esos cambios tan accidentados.

Como por ejemplo: ¿alguien me puede decir que pasó con Poncho de Anda, quien hasta hace poco fungió como co animador de Raúl y sus amigos, que diga, Despierta América?… Por las calles anda la noticia de que no le renovaron el contrato… Otros rumorean que supuestamente él tiene una demanda contra la cadena… Lo cierto es que estuvo enfermo y fue operado de la espalda, pero aparte de eso, no se sabe nada más con certeza… Bueno, esto sí, que no regresa a Despierta…

Por aquello de ser justa tengo que decir que he visto a animadores con menos talento que De Anda… Y peor, ¡siguen en la tele!…

Me encantan los cantantes de Pequeños gigantes 2… ¡Qué voz y que presencia escénica tienen estos chiquillos! Tienen más gracia y más talento que muchos de los cantantes famosos de hoy día… Vergüenza les debiera dar a varios que no pueden ni pararse al lado de estos chiquillos. ¡Los dúos que han hecho con grandes celebridades han sido magníficos! Mucha emoción y sentimiento en cada interpretación de estos niños. ¡Bravo por ellos! No en balde le llaman pequeños gigantes, pues son gigantes en talento…

¿Alguien me puede explicar qué es lo que le sucede a Fanny Lu cada vez que como juez de Pequeños gigantes 2 emite un comentario? No sé si es que quiere sonar más educada musicalmente que otros, pero creo que para el público en general y para los chiquilines, se le pasa la mano… o mejor dicho la lengua, porque al fin y al cabo no dice nada… ¿A quién quiere impresionar con un lenguaje mas técnico que el de los demás?

¡Ay! Gozo y sufro con Galilea Montijo ya que a sus 40 y más de días que lleva de haber dado a luz ¡hace cada maroma en el escenario! Y todo por acompañar y consentir a estos talentosos niños. Hace un par de domingos Galilea, quien aún tiene unas libritas demás debido a su reciente parto, se agachó al piso y apenas podía levantarse… Pero ¡bravo por ella, por su disposición y su gran apoyo a esta grey infantil!

¿Qué les pasa a los animadores de Levántate (Telemundo) al decir fuera de cámara los titulares de los segmentos? Ya sé que están leyendo, pero más bien parece que rezan el Ave María, sin emoción ninguna. Mejor lee mi nieto Pepito… Por lo menos le da más fuerza a sus palabras. Porque no me digan que cuando uno le da cierta entonación y fuerza a las palabras conllevan diferente significado… Justamente ahí es donde fallan los mensajes por texto y los e-mails: que usted al leerlos puede darle la connotación que quieran y no necesariamente la que conllevan…

Por cierto, ¿la risa que se oye últimamente tras bastidores en Levántate es de Adamari López? Si no lo es, se parece mucho. Entonces, cuando Adamari llegue tendremos risa por partida doble…

Por otro lado: ¡Ay!, (y digo Ay por que me irrita), qué coraje me da que pongan esos anuncios pequeños en pantalla en medio de un programa. A veces estoy en tensión viendo el momento culminante de una escena de amor, cuando de momento sale una mariposa de una esquina para anunciar un programa… ¡Me matan el momento! ¿Nadie se los ha dicho? Pues se los estoy diciendo… El otro día estaba viendo una película de suspenso y en el momento más crucial, salió por una esquina yo no se quién para anunciar el programa que venia a continuación… ¡Como si no hubieran comerciales suficientes!

¿Alguien me puede explicar (se los dije que hoy es el día de me pueden explicar) por que traen todas las semanas desde México a la costarricense Verónica Bastos para hacer el programa de Sal y pimienta? ¿Es qué no tenemos suficientes reporteras talentosas hispanas desempleadas en EE.UU. como para traer a una de afuera? Total y si me dijeran que es una maravilla en palito, pues me la tragaría… Pero ni eso… Es una reportera mas y como comentarista no quiero ni hablar… ¡Porque hasta para decir un chisme hay que ser inteligente!