Más bebés nacen adictos a las drogas

NUEVA YORK/AP – El Senador Charles Schumer está pidiendo a la Administración Federal de Drogas (FDA) que cambie las etiquetas de las drogas recetadas para advertir claramente a las mujeres embarazadas de los peligros que amenazan a sus bebés por nacer.

Schumer -junto a médicos neoyorquinos- solicitó un plan a nivel nacional para combatir la tendencia de bebés nacidos adictos a drogas prescritas u otras sustancias.

El senador indicó que el número de bebés nacidos adictos a los calmantes de dolor y otros medicamentos se ha triplicado en la pasada década, siendo las drogas recetadas las que alimentan este incremento.

Según un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association el mes pasado, aproximadamente 3.4 de cada 1,000 infantes nacidos en 2009 sufrían de adicción a los calmantes de dolor.

Por otro lado, el Congreso aprobó un proyecto presentado por Schumer que requiere nuevos índices de seguridad para las compañías de autobuses de bajo costo y la exhibición pública de los grados de seguridad que tienen estas empresas dedicadas al transporte.

El proyecto que fue enviado para la firma del presidente Barack Obama, obligará a las compañías de buses a mostrar sus grados de seguridad en forma de letras, similar a los índices de seguridad que poseen los restaurantes de la ciudad de Nueva York.

El proyecto de Schumer fue presentado el año pasado en respuesta a varios accidentes fatales que involucraron a la industria de buses turísticos de bajo costo.

Un choque ocurrido en marzo de 2011 en El Bronx dejó a 15 personas muertas. Este accidente siguió al ocurrido en Syracuse el 2010, cuando un chofer distraído causó un choque contra un puente, matando a cuatro personas.