López Obrador defiende la democracia

La izquierda mexicana sostiene que el PRI compró unos cinco millones de votos
López Obrador defiende la democracia
El líder de la izquierda Andrés Manuel López Obrador habla a los periodistas en la sede de su campaña.
Foto: Mario Guzmán / EFE

México/EFE – El líder de la izquierda mexicana, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que el “plan para la defensa de la democracia”, que anunciará la próxima semana, se ajustará a los marcos legales aunque no aclaró si incluirá movilizaciones populares.

“No vamos a dar pretexto para que los violentos nos acusen de violentos (…), por convicción, porque lo creemos, y además por estrategia, no vamos a caer en ninguna provocación”, afirmó el dirigente político en declaraciones radiales.

López Obrador y los tres partidos que lo postularon como candidato presidencial en los comicios del 1 de julio pasado presentaron la noche del jueves una impugnación de las elecciones presidenciales, que tendrá que ser resuelta por el máximo tribunal electoral mexicano en las próximas semanas.

Según los datos oficiales, el aspirante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, triunfó en los comicios con el 38,21% de los votos, seguido de López Obrador, con el 31,59%.

López Obrador anunció que la semana próxima lanzará un “plan para la defensa y de la democracia y la dignidad de México”, pero no precisó en qué consistiría y qué herramientas utilizaría.

La izquierda mexicana sostiene que Peña Nieto ganó las elecciones por la compra masiva de unos cinco millones de votos, por distintos medios, entre otras irregularidades que ha denunciado y de las que asegura contar con pruebas.

En 2006, cuando el mismo político perdió las elecciones presidenciales frente a Felipe Calderón por una corta diferencia de 0,56 puntos porcentuales, movilizó a sus seguidores en manifestaciones callejeras que duraron varias semanas.

Las protestas bloquearon puntos neurálgicos de la capital, especialmente el Paseo de la Reforma, desquiciaron a sus habitantes y crearon una mala imagen de López Obrador que, según comentaristas políticos, ha influido seis años después cuando se volvió a presentar como candidato presidencial.

En una entrevista con una emisora de su estado natal, Tabasco, cuando el periodista le preguntó si el plan que dará a conocer a mediados de la semana próxima incluirá movilizaciones en las calles, respondió- “No sabemos, pero no vamos a cometer nada, absolutamente nada, que afecte a terceros”.

“Este movimiento ha sido y seguirá siendo pacífico. Todo en el marco de la Constitución, de los derechos que como ciudadanos tenemos”, insistió el político izquierdista.

López Obrador dijo que esperaba que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), máxima instancia jurisdiccional en cuanto a comicios en México, que debe revisar la impugnación presentada, “actúe a la altura de las circunstancias” porque, aseguró, “sería muy grave para el país que se confirmara la corrupción como estilo de vida y estilo de gobierno”.