Protestan en California por las medidas extremas del CSU

Estudiantes y profesores se manifiestan contra las que consideran como extremas medidas de la junta de fideicomiso del CSU
Sigue a El Diario NY en Facebook
Protestan  en California por  las medidas extremas del CSU
Estudiantes y profesores se manifiestan contra las que consideran como extremas medidas de la junta de fideicomiso.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Estudiantes y miembros de la facultad del sistema de universidades estatales de California (CSU) protestaron ayer en contra de las medidas extremas con las que la junta de fideicomisarios de CSU planea resolver el posible déficit de $250 millones al que se enfrentaría, si es que la iniciativa de impuestos del gobierno estatal fracasa en las urnas electorales en noviembre.

Con el recorte de dicha suma, el sistema universitario de 23 campus alrededor del estado, que brinda educación superior a unos 400,000 estudiantes, se vería obligado a imponer otro aumento de $150 por semestre en las colegiaturas para estudiantes que residen en

California y el doble para los que vienen de fuera del estado. La otra alternativa, no menos extrema, para evitar el incremento sería eliminar la matricula para unos 6,000 estudiantes.

Yesenia Ramírez, una estudiante en CSU Los Ángeles, se manifestó indignada ante la posibilidad del aumento a las colegiaturas.

“Están poniendo nuestro futuro educativo en riesgo con estos incrementos. No puedo podría pagar mil dólares por clase y ya solo me falta un año para terminar mi carrera, pero ahora no sé que va a pasar”, compartió la joven.

“La realidad es que no es verdad que no hay dinero. Sabemos del incremento a los salarios de los los presidentes de las universidades. Simplemente que los estudiantes no somos su prioridad”, señaló Ramírez refiriendose a los más de $84,700 en aumentos para altos ejecutivos de CSU que se aprobarían en la reunión de ayer.

Mike Chávez, miembro de la facultad de CSU Los Ángeles y secretario de la California Faculty Asociation, también sugirió que el sistema tiene fondos necesarios pero que no son usados adecuadamente.

“A los miembros de la facultad nos va afectar directamente porque habrá menos estudiantes , así que vamos a perder clases para enseñar”, indicó Chávez. “Definitivamente el dinero lo tienen, a pesar de que sabemos que hay una crisis financiera, también sabemos que usan el dinero para otras cosas, cuando la prioridad deben ser los estudiantes”, añadió.

La primera alternativa, incluiría además una reducción de 2.5 por ciento en salarios y beneficios para el personal, mientras que la segunda significaría que esa misma reducción sería del 5 por ciento. La decisión no será definitiva sino hasta el mes de septiembre.

“Estos son retos sumamente difíciles y decisiones que CSU debe considerar para hacerse cargo de la situación tan severa del presupuesto”, dijo Robert Turnage, asistente de presupuesto para la oficina del rector de CSU.

De perder los $250 millones a su presupuesto, CSU, el sistema universitario mas grande del país, habrá perdido casi $1,200 millones o un 39% en fondos estatales desde el año 2008.