Puerto Rico teme límite en cupones de alimentos

San Juan/EFE – El Gobierno de Puerto Rico teme que el Congreso de Estados Unidos le retire a las 640,000 familias de la isla que se benefician del Programa de Asistencia Nutricional (PAN) la posibilidad de disponer en efectivo del 25% de la ayuda.

El catedrático de Economía de la Universidad de Puerto Rico José Alameda señaló ayer que si, finalmente, las personas pierden el derecho a usar ese porcentaje de la ayuda de la tarjeta del PAN libremente, la economía del país no tendrá grandes repercusiones.

Alameda matizó que, no obstante, sí puede tener trascendencia a nivel particular para los beneficiarios que tendrán problemas para acceder a una serie de bienes necesarios para la economía familiar pero que no son necesariamente alimentos.

La preocupación del Ejecutivo de la isla llevó esta semana al gobernador Luis Fortuño a Washington para presionar ante el Congreso sobre un asunto fundamental para la economía de la isla caribeña, que anualmente recibe a través de fondos del PAN cerca de $2,000 millones.

Fortuño dijo desde Washington que el Ejecutivo quiere que se mantenga esa flexibilidad, que le permite a las 640,000 familias beneficiarias utilizar ese 25% libremente y que se destina, mayoritariamente, a la compra de artículos de limpieza, gasolina o farmacia indispensables para llegar a fin de mes.

El Gobierno de la isla pretende que se mantenga esa libertad de gasto en efectivo si Puerto Rico no es incluido por Washington en el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP, por su sigla en inglés), lo que significaría sumar $500 millones más por año.