El Vaticano sanciona a Universidad

Ciudad del Vaticano/Notimex – El Vaticano anunció que decidió quitar los títulos de “pontificia” y “católica” a la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) porque sus directivos desconocieron a las autoridades de la Iglesia y se negaron a modificar sus estatutos.

La decisión fue confirmada ayer por la Sala de Prensa de la Sede Apostólica en un comunicado en el que dejó en claro que la citada casa de estudios, desde 1967, ha modificado “unilateralmente” sus estatutos “perjudicando gravemente los intereses de la Iglesia”.

“A partir de 1990, la Universidad ha sido requerida por la Santa Sede en múltiples ocasiones a adecuar sus estatutos a la Constitución Apostólica Ex Corde Ecclesiae (15 de agosto de 1990), sin que haya respondido a esta exigencia legal”, indicó.

Esta inédita situación es resultado de un antiguo contencioso que dura más de 40 años. En 1968 el ex rector y sacerdote jesuita Felipe Mac Gregor aseguró al entonces arzobispo de Lima, Juan Landázuri Ricketts, que la universidad nunca dejaría de ser católica.

Pero, como estableció la nota vaticana de este día, ese rector y sus sucesores modificaron las estructuras internas de la institución, distanciándolas de su misión original.

Este proceso llevó a la universidad a afrontar varios juicios civiles interpuestos por la Arquidiócesis de Lima, su legítima albacea, porque sus autoridades se atribuyeron competencias que no les correspondían.

Los directivos nunca estuvieron de acuerdo con someterse a la autoridad del arzobispo limeño Juan Luis Cipriani Thorne, que es –por estatuto- su gran canciller. Tampoco respondieron a los llamados al orden enviados desde Roma. El Vaticano pidió de diversas maneras modificar los estatutos internos de la universidad para adherirlos a la constitución apostólica “Ex Corde Ecclesiae”, escrita por Juan Pablo II en 1990 y que rige a todas las instituciones de educación superior católicas del mundo. Por eso la Curia debió intervenir a través de la Congregación para la Educación Católica, que en 2011 mandó una carta al rector Rubio con las necesarias modificaciones a los estatutos.