Concejal hispano se declara inocente de asalto sexual

El director ejecutivo del Condado de Orange Tom Mauk , dimitirá en medio de las críticas.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Concejal hispano se declara inocente de asalto sexual
Carlos Bustamante, enfrenta varias acusaciones.
Foto: Archivo

El político hispano Carlos Bustamante, concejal de la ciudad de mayoría latina de Santa Ana, se declaró ayer no culpable de asalto sexual a siete mujeres mientras trabajaba en el Departamento de Obras Públicas del Condado de Orange.

El concejal de Santa Ana, una ciudad al suroeste de Los Ángeles en la que el 78 por ciento de sus habitantes es hispano, enfrenta seis cargos por suplantación de identidad, tres por asalto con intento de cometer una ofensa sexual, uno por acecho, uno por intento de asalto sexual y otro por robo mayor.

De acuerdo al diario Los Angeles Times, a raiz del escándalo que se ha desatado, el director ejecutivo del Condado de Orange Tom Mauk dimitirá en medio de las críticas sobre la forma como el gobierno de condado manejó las acusaciones. Mauk dejará su posición el 3 de agosto.

Mientras tanto el abogado de Bustamante, James Riddet, pidió que sean retirados los cargos y acusó al fiscal del distrito, Tony Rackauckas, de violar las Reglas de Conducta Profesional de California al haber hecho comentarios “realmente inflamatorios”.

Por su parte, el fiscal ha declarado que era necesario presentar la información por tratarse del caso de un funcionario elegido por los votantes y porque los delitos ocurrieron en una oficina pública.

El juez del caso, Gerald Johnston, estableció una audiencia previa para el próximo 30 agosto, en la que se espera que ambas partes sean escuchadas sobre la moción presentada por el defensor del concejal.

Bustamante renunció en octubre pasado a su cargo en el Departamento de Obras Públicas, pero no ha dejado su posición de concejal en Santa Ana.

Los asaltos habrían ocurrido en su oficina y en otros lugares a donde Bustamante condujo a las mujeres, quienes no reportaron los hechos por temor a perder sus trabajos.