Gloriosa despedida para Phelps

El legado del nadador de Baltimore es impresionante y pasará mucho tiempo antes de que alguien pueda siquiera acercarse a las 22 medallas obtenidas en tres Juegos, 18 de ellas de oro.

La gran final: Michael Phelps nada su tramo del relevo combinado 4x100 para agregar  otra presea dorada.
La gran final: Michael Phelps nada su tramo del relevo combinado 4x100 para agregar otra presea dorada.
Foto: EFE

Londres – Michael Phelps nadó ayer la última carrera olímpica de su vida y lo hizo como, casi siempre, bañado en oro al ganar el relevo 4×100 estilos con Estados Unidos.

El legado del nadador de Baltimore es impresionante y pasará mucho tiempo antes de que alguien pueda siquiera acercarse a las 22 medallas obtenidas en tres Juegos, 18 de ellas de oro.

La emotiva despedida del más grande nadador de la historia ha dejado en un segundo plano el debut del jamaicano Usain Bolt, el hombre más veloz del planeta que hizo lo justo para pasar la primera criba en los 100 metros con un discreto tiempo de 10.09.

El estadounidense Tyson Gay y los jamaicanos Asafa Powell y Johan Blake, sus más directos rivales, solventaron igualmente sin problemas el pase a semifinales. Hoy es el desenlace en la final más esperada.

Como aperitivo, ayer revalidó el título olímpico femenino del hectómetro la jamaicana Shelly-Ann Fraser con 10.75, tres centésimas menos que la estadounidense Carmelita Jeter, actual campeona del mundo.

El orgullo patrio se desbordó entre los 80,000 aficionados que abarrotaban el estadio olímpico porque Gran Bretaña logró tres oros en el atletismo, firmados por Mo Farah, Jessica Ennis y Greg Rutherford, en 10,000 metros, heptatlon y longitud, respectivamente.

La rusa Yelena Isinbáyeva, plusmarquista mundial y dos veces campeona olímpica, cumplió el guión y encabezó la nómina de las doce finalistas de pértiga, no así la brasileña Fabiana Murer, campeona mundial, que se queda fuera de la lucha por el podio.

El chino Yang Sun batió una de las plusmarcas del día en natación en los 1,500 con 14:31.02 y la otra le correspondió al relevo femenino de Estados Unidos de 4×100 estilos con 3:52.05.

La nadadora más rápida en Londres ha sido la holandesa Ranomi Kromowidjojo que batió el récord olímpico de los 50 metros libre con 24.05.

Anfitrión eliminado. Saltó la sorpresa en el fútbol con la eliminación en Cardiff de la anfitriona Gran Bretaña a manos de Corea del Sur en los lanzamientos de penalti (5-4) tras concluir el partido con empate a uno.

Enfrente, lo coreanos tendrán en semifinales a Brasil que gracias al delantero Leandro Damiao, con dos goles y penalti, venció a una heroica Honduras que mereció mucho más que caer por 3-2 en Newcastle.

México ganó 4-2 a Senegal, pero el resultado es engañoso porque los pupilos de Luis Fernando Tena necesitaron de la prórroga para doblegar a los africanos. En semis se medirán a Japón, verdugo de Egipto por 3-0.

Sorpresas en el basket. Los dos grandes favoritos para repetir la final de baloncesto, Estados Unidos y España, pasaron ayer muchos apuros, pero mientras los primeros terminaron imponiéndose a una combativa Lituania (99-94), los segundos cayeron ante Rusia (77-74) en lo que supone la primera derrota para Pau Gasol y compañía.

Lituania puso contra las cuerdas al hasta ahora todopoderoso equipo de las barras y las estrellas. La contribución de LeBron James y Carmelo Anthony, ambos con 20 puntos, sin olvidar a Kevin Durant (16), fue decisiva.

Sin piedad Serena. Serena Williams no tuvo piedad de Maria Sharapova en el partido por el oro femenino de tenis. La estadounidense destrozó a la rusa con un contundente 6-0 y 6-1, el marcador de menos juegos en una final olímpica.

Lo primero que se le ocurrió a Serena cuando compareció ante los periodistas es que ahora ya puede ir a Disneylandia después de haber conseguido el denominado ‘Golden Slam’, ganar los cuatro grandes torneos de tenis y el oro olímpico individual. Incluso puede sumar hoy otra corona en el doble con su hermana Venus.

Festival británico en el velódromo, donde los ciclistas locales, con el exbeatle Paul McCartney como espectador de lujo, se han adjudicado cuatro de los cinco oros repartidos hasta ahora.

El sudafricano Óscar Pistorius, primer atleta amputado que participa en unos Juegos Olímpicos, vio realizado su sueño de competir con atletas normales y de clasificarse, además, para la segunda ronda de 400 metros de Londres 2012.

Día histórico para Guatemala, que ganó su primera medalla olímpica gracias a la plata obtenida por Erick Barrondo en la prueba de 20K caminata, por detrás del chino Chen Ding que con 1h 18.46 precedió en 11 segundos al atleta centroamericano de 21 años.