Un espejo de la cultura hispana en NY

Nueva York – Desde hace un año que fue nombrado como director de Instituto Cervantes de Nueva York, el madrileño Javier Rioyo tiene la responsabilidad de dirigir la institución hacia nuevos horizontes y “llevarla hasta la calle. Fuera de Manhattan. Sacar de los jardines las actividades que realizamos y presentarlas en otros lugares de la ciudad”, dice durante una entrevista.

El Instituto de Nueva York es una de las 20 sedes que hay por todo el mundo y que tienen como misión “enseñar español y difundir la cultura de España y de los países hispanohablantes”.

Rioyo, madrileño, periodista, guionista y director de cine, ha asumido el reto de expandir las actividades que durante todo el año, el Cervantes lleva a cabo.

“Nueva York es como Madrid, ciudad de donde vengo. Madrid en donde confluye toda España, en donde se dan todas las Españas. Madrid tiene todas las nacionalidades, es un Nueva York”, comenta el director del documental “Asaltar los cielos”.

El Cervantes es el lugar en donde confluyen todas las culturas hispánicas. Entre los progamas que ofrece destacá la enseñanza del español, así como la presentación de exposiciones de pintura, arte, conferencias, lecturas y muchas otras que se peresentan durante todo el año.

“Nuestra partia común es nuestro idioma”, dice el director del Instituto y eso es lo que define su trabajo.

Rioyo quiere impulsar actividades para llevarlas por toda la Gran Manzana. “El mayor reto es conectarse con la ciudad real, hay que abrir los jardines”, para darnos a conocer más ampliamente.

Que la gente conozca que el Cervantes es una institucion que vibra y está llena de actividades como las clases de Español como Lengua Extranjera (DELE). Así como de actividades culturales en colaboración con otras organizaciones y con los consulados de los países hispanos para organizar conferencias, presentaciones de libros, conciertos, exposiciones de arte. Y también colabora con el Spanish Cinema Now Festival en el Lincoln Center y el Festival de Flamenco.

Nueva York es ya una ciudad española importante, comenta Rioyo, “la realidad del español en Estados Unidos es imparable lo hablan más de 52 millones de personas y eso seguirá aumentando”.

Muy pronto el Cervantes abrirá una “aula en Brooklyn”, para llevar sus actividades y se espera que se inauguren otras en varios puntos de la ciudad y se planea llegar hasta Nueva Jersey.

“El Cervantes es un lugar en dode hoy puede estar Sara Montiel y mañana un músico, un filósofo o un escritor”, dice Rioyo.

Y comenzando en septiembre y por lo que resta del año, el director comparte algunas de las actividades que tendrán como: “La presentación del premio Nobel Mario Vargas Llosa, un homenaje a Pedro Armendáriz (padre e hijo), otro a Juan Carlos Oneti. Una actividad con el mexicano Juan Villoro, la celebración con el poeta chileno y ganador del premio Principe de Asturias Nicanor Parra y un homenaje a Jorge Luis Borges, con la presencia de su viuda María Kodama, asi como un homenaje al Guernica”.

Todo lo anterior sin contar con las actividades diarias y cotidianas que se realizan.