Obama promete recursos

Washington/EFE – El presidente de EE.UU., Barack Obama, llamó ayer por teléfono al gobernador de Florida, Rick Scott, para prometer que su Gobierno “seguirá desplegando recursos” al estado, en vista del paso de “Isaac”.

Obama telefoneó a Scott tras ser informado sobre los avances de “Isaac” por el director del Centro Nacional de Huracanes (CNH), Rick Knabb y el de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, por su sigla en inglés), Craig Fugate, según informó la Casa Blanca en un comunicado.

“El presidente dejó claro que el Gobierno, a través de la FEMA, seguirá entregando recursos para apoyar al estado a medida que el equipo del gobernador se prepara y responde a la tormenta”, señaló la Presidencia.

El mandatario, que regresó ayer a la Casa Blanca tras pasar el fin de semana en Camp David, aseguró a Scott que “la gente de Florida está en sus pensamientos durante este tiempo”.

Además, pidió al gobernador republicano que le avise “si hay necesidades sin satisfacer o más recursos que puede proveer el Gobierno, incluido en apoyo de los esfuerzos para asegurar la seguridad de los que visitan el estado por la Convención Nacional Republicana” que empieza mañana en Tampa, añadió la Casa Blanca.

Obama encargó además a Fugate asegurarse de que la FEMA, que ya tiene equipos en Florida y Luisiana, “sigue en contacto con los funcionarios locales y estatales en los estados potencialmente impactados y enfrenta las necesidades de las comunidades locales mientras se acerca la tormenta”.

Tras pasar por Haití y Cuba, “Isaac” registró ayer un leve descenso de sus vientos máximos sostenidos, hasta los 95 kilómetros por hora, y descienden las posibilidades de que se convierta en huracán antes de que llegue a los cayos de Florida en las próximas horas, según el último boletín del CNH.

El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, tenía planeado un viaje a Florida para hoy, pero la campaña para la reelección de Obama decidió cancelarlo el sábado por la noche “para asegurar que todos los recursos de gestión de emergencias pueden seguir concentrados en garantizar la seguridad de la población”.