Sangriento atentado en Beirut

Sangriento atentado en Beirut
Rescatistas intentan salvar a una víctima de entre los escombros.
Foto: AP

BEIRUT – Una bomba que estalló ayer en un barrio predominantemente cristiano de Beirut mató a por lo menos ocho personas, incluido un funcionario de seguridad, causó destrucción material y provocó la huida despavorida de heridos sangrantes por las calles, en el ataque más grave en la capital libanesa en más de cuatro años.

La Agencia Nacional de Noticias informó la muerte del general de división Wissam al-Hassan, jefe de la unidad de inteligencia de la policía.

Decenas de personas resultaron heridas. Aunque se desconocía inmediatamente el motivo del ataque, muchos libaneses plantearon la posibilidad de que se relacione con la guerra civil en la vecina Siria.

Las tensiones se han agravado en el Líbano a causa de esa guerra y han estallado enfrentamientos entre partidarios del presidente sirio Bashar Assad y los simpatizantes de la rebelión contra su régimen. La oficina de un partido político cristiano antisirio está situada cerca del lugar de la explosión, aunque no se sabía si había sido el blanco elegido.

La explosión se produjo en una calle estrecha a media tarde en el barrio de Acharafie, un área de cafés y comercios. La calle quedó convertida en un montón de escombros, hierros retorcidos y vehículos calcinados.

Los heridos sangrantes salieron de sus casas mientras otros trataban de asistir a los lesionados graves.