Otro factor clave, religión Influiría voto de grupos religiosos en los comicios

Casi el 80% de católicos blancos apoya a Romney
Otro factor clave, religión Influiría voto de grupos religiosos en los comicios
En 2008 el presidente Obama resultó favorecido por el aumento en la afluencia de votantes católicos y protestantes.
Foto: EFE

WASHINGTON, D. C.— El voto religioso podría inclinar la balanza hacia cualquiera de los dos candidatos presidenciales con el presidente Barack Obama apuntalado por protestantes de las minorías, así como judíos, y Mitt Romney por los católicos blancos y los mormones.

A pesar de ser la religión un componente influyente en la política de Estados Unidos, ambos candidatos han evitado hacer menciones frecuentes de sus creencias religiosas durante la campaña de 2012.

Diferentes sondeos han mostrado que algunos grupos no se sienten cómodos con la religión mormona de Romney, razón por la que el republicano sólo ha tocado el tema de Dios de manera muy general.

Asimismo, los estadunidenses están confundidos con la religión cristiana que profesa Obama.

El 35% de la población cree que Obama no tiene religión, en tanto el 28 cree que es protestante y el 5% lo ubica como católico. Sólo el 18% lo identifica como cristiano, según un sondeo realizado en septiembre.

En la misma encuesta la creencia de que Obama es musulmán disminuyó de 17 por ciento hace dos años, al 10 por ciento ahora.

Por su parte, Romney goza del apoyo de los evangélicos protestantes blancos, que son alrededor de un cuarto de la población.

De ellos el 32% son de 50 a 64 años de edad y el 13% tienen de 18 a 29 años.

El exgobernador republicano ganó el apoyo de los evangélicos protestantes en dos de las cinco elecciones primarias republicanas, pero en tres de ellas perdió por un margen muy pequeño.

Al ser nombrado candidato por el Partido Republicano, una coalición de pastores evangélicos reconoció que los tiempos de predominio de los presidentes de Estados Unidos evangélicos ya pasaron y decidieron respaldarlo a condición de que se pronunciara contra el aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Entre los católicos, el 25% de la población estadunidense se identifica con un seguidor de esa fe, sin embargo el voto está dividido y es conocido por oscilar entre uno y otro partido en las elecciones presidenciales.

Según la última encuesta del Pew Research Center casi el 80% de los católicos blancos en 2012 apoyan al republicano.

Dicho respaldo ha impulsado en los últimos días la campaña de Romney en estados como Pensilvania, Wisconsin y Minnesota, donde la iglesia católica tiene altas concentraciones de creyentes.

Según el mismo sondeo, el 73% de los hispanos católicos apoyan la reelección del presidente Obama.

Ateos y agnósticos o aquellos que se dicen no afiliados a alguna religión, suman el 20 por ciento de la población y son sólidamente demócratas. Según sondeos, en esta elección el 75% de esos sectores votará por Obama.

Un 20% de la población pertenece a otras denominaciones protestantes, divididas tradicionalmente con respecto al grado en la práctica religiosa.