Jesse Jackson Jr. renuncia

El legislador demócrata aduce tener problemas de salud para seguir
Jesse Jackson Jr. renuncia

CHICAGO, Illinois (AP).— El legislador Jesse Jackson Jr., quien una vez fuera una figura política en ascenso y ha permanecido durante meses en una misteriosa licencia médica por un trastorno bipolar mientras enfrenta investigaciones federales independientes, renunció el miércoles al Congreso y adujo problemas de salud.

La renuncia de Jackson, solo dos semanas después de que los votantes lo eligieran nuevamente para un noveno período, llega en medio de una investigación del comité de ética de la Cámara de Representantes por sus negociaciones con el ahora encarcelado exgobernador de Illinois, Rod Blagojevich, y de informes sobre una nueva investigación federal sobre un posible uso indebido de dinero de la campaña.

En su carta de renuncia dirigida al presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, Jackson admite su “cuota de errores” y, por primera vez, también admite públicamente que se encuentra bajo investigación federal.

“Me consta que se están investigando mis actividades a nivel federal y estoy haciendo lo posible por atender la situación de manera responsable, cooperar con los investigadores, aceptar la responsabilidad por mis errores”, escribió.

Jackson añadió: “Son mis errores y solo míos”.

Jackson, de 47 años, desapareció en junio y más tarde reveló que estaba recibiendo tratamiento en la Clínica Mayo por un trastorno bipolar y problemas gastrointestinales. En septiembre regresó a su hogar en Washington, pero volvió a la clínica al mes siguiente junto a su padre, el Rev. Jesse Jackson, que indicó que su hijo aún no había “recuperado su equilibrio”.

Los intentos de Associated Press por ubicar a Jackson no tuvieron éxito el día miércoles y los miembros de la familia o bien se negaron a hacer comentarios o no pudieron ser localizados.

Jackson alcanzó fácilmente la reelección el 6 de noviembre para representar a su distrito fuertemente demócrata, aún cuando la única comunicación con sus votantes fue una llamada automática que les pedía paciencia.