Que se vendan sin receta

Asociación médica dice que debe facilitarse acceso a anticonceptivos

WASHINGTON, D.C.— La principal asociación de médicos obstetras y ginecólogos del país consideró que las pastillas anticonceptivas deben ser vendidas de manera libre, sin receta o examen médico, tal y como ocurre con los preservativos.

Esta opinión podría dar impulso a la petición de numerosas organizaciones de defensa de los derechos de la mujer, que han insistido durante décadas, para que las píldoras anticonceptivas, sean más accesibles.

A pesar del apoyo de estas declaraciones, nadie cree que se puedan vender sin receta a corto plazo. Las empresas, antes que nada, tendrían que solicitar el permiso de la FDA y no es claro si esa dependencia gubernamental lo está considerando siquiera. Además, hay numerosas preguntas acerca de lo que una medida como esa supondría para la economía de muchas mujeres que no están cubiertas por ningún seguro médico.

Sin embargo, este impulso puede ser el inicio de un cambio importante. Actualmente, cualquier persona de 17 años en adelante no necesita ver a un médico para poder adquirir una píldora del ‘día después’ – una versión con una dosis mayor de anticonceptivo regular, que puede prevenir el embarazo si se toma poco después de tener relaciones sexuales sin protección.

A principios de este año, la Administración de Drogas y Alimentos celebró una reunión para recabar ideas sobre cómo vender los anticonceptivos orales sin receta médica.

Ahora la influyente Asociación Americana de Obstetras y Ginecólogos está declarando que es seguro vender la píldora de esa manera.

La medida es urgente, ya que la mitad de los embarazos en el país no son planeados, (una tasa que no ha cambiado en los últimos 20 años) y un acceso más fácil a las píldoras anticonceptivas podría ayudar, dijo el doc tor Kavita Nanda, un obstetra/ginecólogo co-autor de la opinión de los médicos de esta Asociación.

“Es lamentable que en este país, donde tenemos todos los métodos anticonceptivos disponibles, el embarazo no deseado siga siendo un importante problema de salud pública”, dijo Nanda, quien trabaja con la FHI 360, una oprganización sin fines de lucro anteriormente conocida como Family Health International.

Muchas mujeres tienen problemas para pagar una visita al médico, o para obtener una cita a tiempo cuando sus pastillas se están agotando, dijo Nanda.

Si las pastillas no requirieran receta médica, las mujeres podrían “ir a comprarlas a cualquier hora si se les acaban”, dijo.

El martes, voceros de la FDA dijeron que estaban dispuestos a reunirse con cualquier empresa interesada en vender la píldora sin receta, para discutir si se requerirían algunos estudios.

Pero no es la única barrera, también está el tema de los precios. La nueva ley de Salud delpresidente Obama, requiere que los anticonceptivos aprobados por la FDA estén disponibles, sin un copago para las mujeres inscritas en la mayoría de los planes de salud que ofrecen los centros de trabajo.

Si la píldora se vendiera sin receta, no estaría cubierta por esta disposición, al igual que los condones no lo son, dijo el portavoz del Departamento de Salud y Servicios Humanos, Tait Sye.

La opinión de la Asociación de médicos obstetras y ginecólogos (ACOG), dice que cualquier movimiento hacia la venta de las píldoras anticonceptivas sin receta, debe abordar el problema de los costos. No todas las mujeres reciben la prestación gratuita de control de natalidad, señaló la organización, al citar un estudio reciente que encontró que las mujeres jóvenes y las no aseguradas pagan un promedio de $16 por mes en anticonceptivos.

El grupo de médicos hizo claro que:

Las píldoras anticonceptivas son seguras. Los coágulos de sangre, el principal efecto secundario grave, ocurre muy rara vez.

Las mujeres pueden decir fácilmente si tienen factores de riesgo, como fumar o tener un coágulo anterior, y en ese caso deben evitar la píldora.

Otros medicamentos sin receta se venden a pesar de los efectos secundarios poco comunes pero graves, como la hemorragia estomacal de la aspirina y el daño hepático del paracetamol.

No hay necesidad de un Papanicolau o de un examen pélvico antes de usar las píldoras anticonceptivas. Pero a las mujeres se les debe decir que deben seguir haciédose revisiones médicas periódicas.