La terapia hormonal no es el único recurso para sentirte mejor

Si estás en la premenopausia o ya en el climaterio, prueba alternativas naturales para tu bienestar.
La terapia hormonal no es el único recurso para sentirte mejor
Conserva la felicidad y la belleza durante la menopausia con opciones naturales.
Foto: Shutterstock

En la vida moderna el sueño de mantener la belleza y la juventud como base para la autoestima, el bienestar y la aceptación social ha permeado aún el campo de la medicina.

La terapia hormonal o sustitución de hormonas para las mujeres posmenopáusicas es una alternativa para reducir no solo los síntomas asociados directamente con esta etapa como los episodios de calor, la resequedad vaginal y la atrofia de la vagina o pérdida de la tensión muscular, sino aquellos que se generan a causa de la reducción de los niveles de estrógeno, progesterona y testosterona como la osteoporosis, los problemas cardiovasculares, la reducción del apetito sexual, el aumento de infecciones urinarias y hasta la depresión.

Riesgos de la terapia hormonal

Si estás pensando en esta alternativa de la terapia hormonal debes tener en cuenta tu historia médica y la de tu familia, los síntomas que presentas (no todas las mujeres padecen de los mismos durante la pre y posmenopausia), el riesgo de pérdida de densidad ósea y el tiempo de duración de la menopausia (varía entre 10 y 15 años, pero en algunas mujeres los síntomas desaparecen a los 5 años). Los riesgos a tu salud por el uso de terapia hormonal son directamente proporcionales al tiempo en el cual se presenta la menopausia; a más años en la posmenopausia mayor riesgo.

Debes entonces considerar los riesgos y síntomas asociados con este tratamiento y su uso prolongado, como el aumento de las posibilidades de padecer cáncer de seno por el uso de la progestina, el sangrado mensual, el incremento de las posibilidades de ataques cardíacos, derrames cerebrales y coágulos.

En la actualidad, los médicos recomiendan tomarla por períodos breves y recurrir a productos tópicos. Las indicaciones de administración y consumo son estrictas y debes tener exámenes regulares para observar los cambios adversos que se presenten.

Más opciones

Tienes además otras alternativas: los productos a base de hierbas y las hormonas bioidénticas (no aprobadas aún por el Departamento de Medicinas y Alimentos, FDA); estas últimas conllevan los mismos riesgos de la terapia hormonal regular y su administración debe ser regulada por un médico.

Debes saber que un paliativo para los síntomas secundarios asociados con la menopausia es llevar una vida con expectativas y costumbres sanas con respecto a la salud:

  • Evitar el alcohol, el cigarrillo.
  • Consumir alimentos ricos en calcio y vitamina D para prevenir la osteoporosis y aquellos a base de soya para ayudar contra los episodios de calor y sudor y de resequedad y picazón vaginal.
  • Hacer ejercicio tan simple como caminar para mantener la densidad ósea y el tono muscular.
  • Buscar nuevas formas de integrarte con tu pareja en las cuales las relaciones sexuales, si bien menos intensas y frecuentes, sean encuentros lleno de amor y ternura y entendimiento mutuo.
  • Aceptar el cambio y vivir cada edad con las emociones y los descubrimientos que traiga para lograr un cuadro de bienestar en el cual superes la depresión.

Recuerda que ser feliz no tiene nada que ver con la apariencia y que para sentirte joven y vital no necesitas recurrir a medios que la misma naturaleza no te pueda brindar.