Condenan a 16 años de cárcel a dos miembros de los Latin Kings

Angel Cordero y Edwin Morejón pagan por su implicación en distintos actos violentos, como tiroteos e intentos de asesinato

Nueva York, 19 de diciembre – Dos miembros de una división de la pandilla Latin Kings en la ciudad de Huntington (Long Island) fueron condenados a 16 años de prisión por su implicación en distintos actos violentos, como tiroteos e intentos de asesinato.

La Fiscalía Federal del distrito este de Nueva York informó este miércoles de la sentencia que inculpa a Ángel Cordero, de 29 años, como líder de esta división, y a uno de sus miembros, Edwin Morejón, de 22 años.

Según se desprende de las declaraciones y de la propia investigación, Cordero ordenó a sus compañeros de la banda usar la violencia en contra de cualquier persona que ofendiera a los Latin Kings y alentó a infundir el miedo.

Un total de 21 miembros se declararon culpables por su participación en esta pandilla violenta, que protagonizó tiroteos, disparos, complot para cometer asesinato, robo y delitos de armas de fuego.

Hasta el momento, 16 acusados han sido condenados y diez de ellos han sido condenados a penas de un mínimo diez años de prisión.

Cordero, detenido en marzo de 2010, se declaró culpable de conspiración para cometer asaltos con armas peligrosas, intento de agresión y posesión ilegal de armas, mientras que Morejon confesó su culpabilidad en delitos similares.

“En su intento por ser el dueño de las calles de Huntington Station (una aldea cercana a Huntington) Cordero convirtió estas calles en blanco de tiro, desatando tiroteos por toda la comunidad, incluyendo cerca de una escuela”, explicó la fiscal federal, Loretta Lynch.

Así, la fiscal señaló que las condenas en este caso dejan claro que no se permitirá que los pandilleros conviertan los barrios de Long Island en los campos de batalla, donde los residentes temen por su seguridad.

La investigación, de dos años de duración, reveló por ejemplo que en 2009 y 2010 los miembros de esta división, bajo el liderazgo de Cordero, dispararon a cuatro individuos que consideraban miembros de pandillas rivales y participaron en múltiples tiroteos en la zona de Huntington Station.

Según señala la fiscalía, uno de los tiroteos se produjo el 1 de septiembre de 2009 cerca de una escuela intermedia Jack Abrams, que posteriormente cerró a causa a la violencia en la zona.