Kerry promete más apoyo para México

John Kerry, nominado para el Departamento de Estado de EEUU respalda estrategia de Enrque Peña Nieto
Kerry promete más apoyo para México
John Kerry, D-Mass., frente a sus colegas del Senado, quienes deberan confirmarlo como secretario de Estado.
Foto: AP

WASHINGTON D. C. — John Kerry, nominado para convertirse en secretario de Estado de Estados Unidos, ofreció ayer redoblar sus esfuerzo de apoyo a México bajo esquemas de cooperación como la Iniciativa Mérida.

En su comparecencia de confirmación ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, Kerry dijo que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, busca mover el combate al crimen en otra dirección, más alejado de lo militar y más cercano al aparato de justicia.

“Es por eso que vamos de alguna manera a redoblar nuestros esfuerzos aquí y asegurarnos de que demos los recursos al personal y al programa en sí”, respondió Kerry a pregunta del senador demócrata de Nuevo México, Tom Udall.

“México ha estado bajo sitio y todos saben que ha sido bastante difícil”, indicó. Al respecto, hizo notar que en los últimos años el combate al crimen en México había sido “altamente militarizado”.

“Como dije, el presidente (Enrique) Peña Nieto está tratando de mover esto en otra dirección”, manifestó.

El senador por Massachusetts señaló que, ante la nueva dirección, será importante un compromiso del Congreso estadunidense para mantener los esfuerzos existentes “que podrían ser objeto del proceso presupuestal de recortes automáticos”.

“Así que creo que vamos a necesitar convencer a nuestros colegas de la importancia de estas iniciativas”, puntualizó.

Kerry destacó el valor desplegado por las fuerzas armadas mexicanas y las agencias policíacas en la lucha antinarcóticos y por ello insistió en la necesidad de que Estados Unidos mantenga su compromiso bajo la Iniciativa Mérida.

Asimismo reconoció que Estados Unidos ha fracasado en hacer su parte en temas como la educación, el tratamiento y la abstinencia a las drogas.

“Por ello necesitamos re-involucrarnos y creo que eso ayudaría a establecer credibilidad y viabilidad en otros países”, sostuvo. Necesitamos, agregó, un enfoque más integral, uno que sea menos acusatorio.

Kerry consideró que la etiqueta de “guerra contra las drogas” es artificial, porque implica ganar a toda costa.