Discursos: Obama vs. Rubio

Los hispanos ávidos de noticias alentadoras escuchamos con mucha atención el discurso del Estado de la Unión del presidente Obama y más tarde para adversar lo aducido por Obama, oímos la contestación del senador Marco Rubio.

Deseosos de mensajes de esperanza, aguardamos con illusion que a estos politicos, se les encienda la sensibilidad humana que todos llevamos dentro y traten de resolver de una vez por todas un problema que por muchos años aqueja a más de 11 millones de seres humanos: La reforma migratoria.

Rubio para rebatirlo habló como un republicano, estos que en más de 20 años no han logrado cambiar su discurso, siempre con argumentos negativos para la legalización. Estuvimos sorprendidos cuando el senador Rubio dijo que no se debe aumentar los impuestos a los más ricos, o sea que haciéndolos más ricos estamos protegiendo a la clase media y a los pobres de su barrio, lamentamos que sus matemáticas no nos dan por ningún lado.

En honor a la verdad sentimos que Obama, quien no es descendiente de hispanos, habló más acorde con las necesidades y expectativas de los latinos, percibimos que nos dio más seguridad y tranquilidad. Sus palabras generaron perspectivas de esperanza y apoyo institucional que es lo que están esperando y necesitando en estos momentos los inmigrantes indocumentados.

Estos infortunados están viviendo en el limbo, con la sensación infernal de verse discriminados y excluidos, millones de personas que están en la cárcel de sus temores y angustias, arropados por la sombra y la incertidumbre de la clandestinidad.

Ellos también son humanos y aspiran ser valorados y estar en la memoria de los que dirigen esta gran nación. En definitiva, los indocumentados procuran vivir como personas civilizadas, esperan con ansiedad conseguir el sosiego y ruegan para que los políticos decidan ponerse de acuerdo. Rubio en este sentido dijo que todavía no había consenso, que el camino será largo y tortuoso, además vaticinó que la propuesta del presidente Obama morirá al llegar al Congreso.

Cualquier político que sea protagonista coadyuvando con la consecución de una reforma migratoria, sin duda que adquirirá un liderazgo firme y vigoroso y lo más importante, permitirá que esos seres humanos logren alcanzar sus realizaciones sin límites ni fronteras, así como debe soñar y vivir libremente cada hijo de Dios.