Republicanos piden más recorte

El gobierno se redujo mientras que hubo austeridad federal

WASHINGTON, D. C.— Republicanos y otros conservadores en materia fiscal siguen insistiendo en que exista más austeridad federal y un gobierno más pequeño. Sin mucha fanfarria o admisión ya han obtenido bastante en ambas áreas.

El gasto federal de gobiernos estatales y locales en nómina equipo, edificios, maestros, trabajadores de atención de emergencias, programas de defensa y otras funciones gubernamentales medulares ha estado encogiéndose constantemente desde la profunda recesión de 2007-2009 y aún mientras continúa la raquítica recuperación.

Esta contracción reciente ha sido opacada mayormente por un incremento en gasto en pagos de prestaciones a individuos bajo programas a los que se tiene derecho, incluidos Seguro Social, Medicare, Medicaid y prestaciones a excombatientes. Los jubilados están impulsando gran parte de este incremento en cuestión de gasto.

Otra ronda de grandes recortes golpeará a partir del 1 de marzo, lo que posiblemente lleve al despido de cientos de miles de empleados federales a menos que el Congreso y el presidente Barack Obama puedan llegar a un acuerdo de reducción del déficit para evitarlos.

Con la fecha límite a solo una semana, Obama y los republicanos que controlan la Cámara de Representantes están muy distanciados sobre como resolver el estancamiento. Aunque los acuerdos presupuestarios de último minuto son frecuentes en Washington, ninguna parte tiene la certeza de lograr uno en esta ocasión.

La oficina de presupuesto señaló que la economía es aproximadamente 5.5% más pequeña de lo que hubiera sido si no hubiera habido recesión.