Gobierno de EEUU puede quedar sin recursos a fines de marzo

Los legisladores buscan un proyecto que evite que el gobierno se quede sin recursos para operar el 27 de marzo, pero aún no alcanzan un acuerdo
Gobierno de EEUU puede quedar sin recursos a fines de marzo
Michael Young (i) Director de Presupuesto del Dpto. de Agricultura testifica en el Capitolio en Washington, el 19 de marzo de 2013, antes de una audiencia conjunta sobre recortes del presupuesto.
Foto: AP

WASHINGTON (AP) — Las negociaciones presupuestales en el Senado estadounidense se vieron obstaculizadas el martes por una propuesta que afectaría a los controladores de vuelos que trabajan para el gobierno, mientras los legisladores buscan un proyecto que evite que el gobierno se quede sin recursos para operar el 27 de marzo.

El senador republicano Jerry Moran se negó varias veces a permitir la aprobación final de la medida a menos que los demócratas primero permitieran someter a votación su plan para eliminar la mayoría de los recortes a las torres de control aeronáutico operadas por empleados de la Agencia Federal de Aviación.

El líder de la mayoría en el Senado, el demócrata Harry Reid, y otros demócratas, tampoco cedieron y manifestaron que los republicanos en la Cámara de Representantes han rechazado los exhortos para dar a todas las agencias federales el presupuesto y flexibilidad que requería Moran.

La lucha de voluntades se mantuvo mientras los republicanos y demócratas en el Congreso batallan con dos objetivos: asegurar que no se interrumpa el financiamiento del gobierno mientras ambos quieren sacar provecho político de la ola de recortes generalizados por 85 mil millones de dólares que inició en marzo.

En tanto, en la Cámara Baja, donde los republicanos son mayoría, se comenzó a debatir un presupuesto que promete eliminar los déficits fiscales en una década. El borrador, redactado por el republicano y ex candidato a vicepresidente Paul Ryan, pide 6,4 billones de dólares en recortes al gasto del gobierno y no subir los impuestos.

Por otra parte, el Senado, de mayoría demócrata, prepara un presupuesto diametralmente diferente para el próximo año y los sucesivos. Los proyectos no son vinculantes sino principalmente simbólicos aunque opuestos. En tanto, el presidente Barack Obama desea un acuerdo que eleve los impuestos con algunas reducciones del gasto mayores a las sugeridas por los demócratas.

Ninguno de los dos presupuestos tienen posibilidad alguna de llegar a ser ley dada la división de poderes en Washington, donde los demócratas controlan la Casa Blanca y el Senado y los republicanos la Cámara Baja.

Los republicanos proponen reducir los beneficios sociales, las partidas de los organismos federales como el FBI y el Servicio Nacional de Parques, y el programa de cupones de alimentos. Los senadores demócratas se contentan con elevar los impuestos en casi 1 billón de dólares a lo largo de 10 años y anular los recortes presupuestarios en vigencia que afectan al Pentágono y los servicios sociales.

___

La periodista de The Associated Press, Lolita C. Baldor aportó a este despacho.