Bloomberg y Biden exigen frenar las armas de asalto

El vicepresidente de EEUU y el alcalde Michael Bloomberg pidieron "coraje" al Congreso para que apruebe medidas de control de armas

El vicepresidente de EEUU, Joseph Biden,  y el alcalde de Nueva York Michael Bloomberg (der.), durante la rueda de prensa este jueves.
El vicepresidente de EEUU, Joseph Biden, y el alcalde de Nueva York Michael Bloomberg (der.), durante la rueda de prensa este jueves.
Foto: AP

Nueva York – El vicepresidente de EEUU, Joseph Biden, exigió este jueves “coraje” al Congreso para que apruebe medidas de control de armas que incluyan la prohibición a los rifles de asalto, en una conferencia de prensa en la que estuvo con el alcalde de Nueva York y familiares de las víctimas de la matanza de Newtown.

“Hace tres meses un hombre trastornado entró en la escuela primaria de Sandy Hook empuñando un arma de guerra. Esa arma de guerra no tiene cabida en las calles de EE.UU. Quitarla de las calles de este país no tiene ningún impacto sobre el derecho constitucional de ser propietario de un arma”, aseguró Biden.

El vicepresidente dijo que los políticos de este país tienen “la responsabilidad de actuar” por las “voces silenciadas” de los veinte niños y seis adultos que murieron a manos del joven Adam Lanza en ese colegio de primaria de Newtown (Connecticut) el pasado 14 de diciembre.

Esas palabras llegan apenas dos días después de que el líder de la mayoría demócrata en el Senado de EE.UU., Harry Reid, anunciara que no someterá a votación la propuesta de control de armas que incluye la prohibición de los rifles de asalto, por no contar con el respaldo necesario para salir adelante.

Biden recordó hoy que durante los años en los que estuvo prohibida la venta de ese tipo de armas, entre 1993 y 2004, “no hubo un desafío constitucional que fuera a ninguna parte contra la existencia del veto. Así que vamos a dejar las cosas claras, esto no se trata del derecho constitucional de nadie”.

Y es que entre los principales opositores a la restauración de esta prohibición se encuentra el poderoso grupo de presión pro armas de la Asociación Nacional del Rifle, que considera que viola el derecho constitucional de portar armas recogido en la Segunda Enmienda de la Carta Magna.

“A todos aquellos que dicen que no debemos o no podemos prohibir las armas de asalto, para todos los que dicen que la política es demasiado difícil, ¿cómo pueden decir eso?”, se preguntó Biden al recordar la tragedia de Newtown, perpetrada entre otras armas con una Bushmaster AR-15 semiautomático, la versión civil del M-16 automático utilizado por el Ejército de EE.UU..

El vicepresidente aseguró que una legislación “de sentido común” tiene que incluir el veto a este tipo de armas, limitar los cargadores de alta capacidad, implementar un sistema universal de comprobación de antecedentes, frenar el tráfico de armas, apoyar la salud mental y mejorar la seguridad en los colegios.

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, dijo por su parte que una gran mayoría de estadounidenses apoya estas medidas y que “la única pregunta ahora es si el Congreso tendrá el coraje de aprobarlas o seguirá dejando que mueran inocentes cada día”.

En la conferencia de prensa también intervinieron familiares de las víctimas de la tragedia de Newtown, como Neil Heslin, cuyo hijo Jesse fue uno de los veinte niños asesinados en la escuela Sandy Hook.

“Me voy a sentir avergonzado si el Congreso no tiene las agallas de prohibir las armas de asalto”, manifestó Heslin.