Iglesia rechaza pena de muerte y aborto

Arzobispo denuncia a las empresas que obligan a trabajar los domingos

Iglesia rechaza pena de muerte y aborto
Monseñor Roberto González Nieves denunció a las empresas que obligan a sus empleados a trabajar los domingos.
Foto: ins

San Juan — El arzobispo de San Juan, monseñor Roberto González Nieves, reiteró ayer, en el inicio de la Semana Mayo, su oposición a la pena de muerte y el aborto, además de reiterar que el matrimonio debe ser entre hombre y mujer.

“Algunos pretenden que la Iglesia cambie su interpretación”, afirmó González Nieves en la homilía que pronunció durante la misa de Domingo de Ramos, en la que insistió en que el matrimonio debe ser entre hombre y mujer.

Agregó que “el evangelio de Jesús no puede ser a la medida de las personas”, sino que se cumpla como está establecido.

“Nosotros rechazamos el aborto y la pena de muerte”, declaró el arzobispo de San Juan durante su homilía en la Catedral de San Juan, a la que asistieron cientos de personas.

Añadió que “la pena de muerte es mala para todos, incluyendo a los criminales. Al igual que el aborto es una pena de muerte”.

Por otro lado, el líder de la iglesia católica en Puerto Rico catalogó la pobreza como una forma de esclavitud.

Denunció a “las empresas que obligan a sus empleados a trabajar los domingos, al igual que los Viernes Santos, les coartan la libertad de culto”.

El prelado exhortó a los cristianos a unirse, a compadecerse de los necesitados y a amar y perdonar a los enemigos.

Monseñor González Nieves manifestó que “Dios nos ha bendecido con un nuevo sucesor de San Pedro, el Papa Francisco”.