Piden no ‘jugar con fuego’

Piden no  ‘jugar con fuego’
Fotografía cedida por el diario norcoreano del Partido de los Trabajadores Rodong Sinmun, del líder norcoreano Kim Jong-un, reunido con militares.
Foto: EFE

Redacción Internacional/EFE — La comunidad internacional llamó ayer a Corea del Norte a la contención, le instó a no “jugar con fuego” y le pidió que “evite errores de cálculo” que puedan conducir a una escalada de la violencia, horas después de que Pyongyang se declarara en “estado de guerra” con Corea del Sur.

“Contención” fue precisamente el término utilizado por Rusia en su reacción al anuncio de Corea del Norte, que se dice también dispuesta a atacar los intereses de Estados Unidos.

“Confiamos en que todas las partes actuarán con la máxima responsabilidad y en que nadie cruzará el punto de no retorno”, declaró el embajador para misiones especiales del ministerio ruso de Asuntos Exteriores, Grigori Lógvinov.

En la misma línea se pronunció la Unión Europea, que instó a la calma tras el anuncio norcoreano, en especial para evitar que la tensión se dispare en un momento en que se desarrollan maniobras militares en la península de Corea.

“Esperamos que haya calma, también para evitar cualquier error de cálculo, ahora que se están llevando a cabo ejercicios militares a ambos lados de la frontera”, dijeron fuentes comunitarias.

Más contundente fue Alemania, que exigió a Pyongyang que deje de “jugar con fuego”.

“El irresponsable juego de Corea del Norte con el fuego tiene que acabar”, afirmó el ministro de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, en una columna en el popular diario alemán “Bild”.

A este respecto, el responsable germano insistió en que aunque “las imágenes y el tono procedentes de Corea del Norte parecen de otros tiempos”, la comunidad debe entender las últimas acciones norcoreanas como un “serio peligro para la paz de toda la región” del extremo oriental de Asia.

El Reino Unido advirtió a Corea del Norte de que sus advertencias “amenazadoras” tan solo lograrán un “mayor aislamiento” mientras que el ministerio francés de Asuntos Exteriores expresó su “preocupación” y pidió al régimen de Pyongyang que se abstenga de “toda nueva provocación”.

Francia pidió igualmente a Corea del Norte “cumplir sus obligaciones internacionales, principalmente en el marco de las resoluciones pertinentes de Naciones Unidas, y retomar rápidamente el camino del diálogo”.