El Alto Manhattan tendrá muelle ecológico

El Alto Manhattan tendrá muelle ecológico
Vista de La Marina de Dyckman en Inwood, donde se instalará un muelle ecológico. Habrá una reunión para la comunidad sobre el proyecto el 20 de abril.
Foto: EDLPJosé Acosta

NUEVA YORK — Los barrios del Alto Manhattan tienen tan poco acceso al área costera, que a los residentes muchas veces se les olvida que viven en una isla.

Pero eso va a cambiar este año, cuando se construya un muelle ecológico flotante en La Marina, área situada al final de la calle Dyckman en la comunidad de Inwood, la cual da a la costa del río Hudson.

La Metropolitan Waterfront Alliance, MWA, explicó que el proyecto forma parte del programa de Muelles Ecológicos (Eco Dock) que esta entidad planea construir junto con el Departamento de Parques y Recreación de la ciudad alrededor de la costa, para paseos en barcos históricos, excursiones en botes, navegación en canoas y kayak, educación medioambiental y otras actividades.

El primero de estos Eco Docks abrirá este verano en el muelle de la calle 69, en Bay Ridge, Brooklyn, y el de La Marina se espera que esté listo este año, según informó Becky Schneider, manager de programas de la MWA.

Juan Ignacio Rosa, portavoz del concejal Robert Jackson, dijo que su oficina, junto con la del presidente de Manhattan, Scott Stringer, concedieron los $700,000 necesarios para concretar el proyecto, “y el sábado 20 de abril se realizará una reunión comunitaria en La Marina, para que la gente del Alto Manhattan dé su opinión sobre el uso que se le debe dar al muelle ecológico”.

“Además de un sitio donde puedan atracar botes, kayak y barcos pequeños, tenemos planes de incorporar una embarcación científica, para que los niños de las escuelas puedan aprender sobre la vida marina”, dijo Rosa.

El presidente de Manhattan, Scott Stringer, dijo en un comunicado que “los kayaks, botes grandes y embarcaciones que atraquen en La Marina de Dyckman, le traerá nueva vida y vitalidad a esta área, y permitirá que personas de todas las edades puedan tomar ventaja de oportunidades recreacionales asequibles en una zona que antes no tenía acceso a la costa”.

Ernesto Pavón, de 62 años, quien reside en Inwood desde hace 33 años, favoreció la instalación del muelle ecológico, “porque así puede traer a mi familia a disfrutar de actividades acuáticas”.

El Eco Dock también va a incorporar área de pesca, una actividad que ya Pavón realiza en La Marina desde hace décadas.

A Marta Castillo, quien reside en la calle Dyckman desde hace doce años no está en contra del proyecto pero le preocupa que el proyecto traiga a más personas y más ruido.

“Hemos luchado durante muchos años para que se solucione el problema del ruido en la calle Dyckman, y en estos momentos los restaurantes y bares están cooperando con los residentes en este sentido”, dijo Castillo. “Si el muelle ecológico atrae al área más gente de noche, la situación se saldrá de control”, señaló.