Crisis en el futbol juvenil en EEUU

Hace poco, en una entrevista que RUMBO le hizo al legendario futbolista de Estados Unidos, Marcelo Balboa, el jugador dijo que el futbol juvenil de este país pasaba por un mal momento pero que confiaba en que se iba a recuperar pronto.

Balboa comentó que esa recuperación comenzaría con la Sub 17 que estaría disputando un boleto al Mundial de Emiratos Árabes Unidos.

La realidad es otra, por primera vez en su historia Estados Unidos se quedó fuera de un Mundial Sub 17.

Hace apenas unos años era México el que sufría en su estructura juvenil y no fue hasta que los ‘Niños Héroes’ lograron ganar el campeonato Mundial en Perú Sub 17 que comenzaron a mejorar las cosas en las divisiones inferiores de la Federación Mexicana de Futbol.

Antes de eso eran los estadounidenses los que comandaban el futbol juvenil en Concacaf. ¿Entonces qué sucedió?

Por mucho tiempo en Estados Unidos se ha valorado el juego físico por encima del técnico, es mucho más valioso en este país un jugador con velocidad que uno con visión o un futbolista corpulento sobre uno técnico.

Esa cultura ahora está cobrando factura porque ya no se puede ganar solamente con lo físico, las federaciones en otros países de la zona se ajustaron y ahora ya escogen mejor a sus futbolistas. Es más, hasta los encuentran aquí en Estados Unidos luego de que algunos son menospreciados por los entrenadores de este país.

El director de desarrollo técnico juvenil de la federación estadounidense es Claudio Reyna, otro legendario jugador de Estados Unidos.

Por mucho tiempo Reyna pronosticó que esto iba a suceder en el futbol estadounidense pero nadie le hizo caso y siguieron valorando los triunfos sobre el desarrollo.

Reyna está intentando cambiar esa cultura horrible de convertir a jugadores en ‘robots’.

Es tiempo de abrirle la puerta a la diversidad que hay en Estados Unidos y de implementar en este país un sistema justo donde futbolistas capaces puedan desarrollar su talento.