Quieren que el parque Flushing tenga voz

Quieren que el parque Flushing tenga voz
Joel Martínez
Foto: EDLPGustavo Martínez Contreras

NUEVA YORK — La oposición a la construcción de un estadio de fútbol en el parque Corona-Flushing tiene mucho más que decir que simplemente no.

Reunidos en un salón del ‘Museo de Arte de Queens’, residentes de los vecindarios que circundan al parque presentaron ideas sobre lo que quisieran ver ahí en vez de las propuestas para construir centros comerciales y estadios.

La idea principal, y tras la cual parece que se están centrando los esfuerzos, es crear una entidad que regule y administre al parque, algo similar lo que ocurre en los parques Central y Prospect de Brooklyn.

“La presencia de esos proyectos de construcción en el parque ha motivado que tengamos esta discusión porque hay quienes dicen que sí y quienes dicen que no”, indicó Julissa Ferreras, representante de esa área de Queens en el Consejo Municipal.

“Por eso es vital que ya comencemos a organizarnos, coger esa energía, organizarla y ponerla dentro de esta entidad que creo yo va a beneficiar a nuestra comunidad”, añadió.

Lo que se contempla es crear una organización sin fines de lucro que incluya a miembros de la comunidad en su directiva para que, primero, se encarguen del cuidado y la administración del parque.

Pero la organización también tendría otras facultades.

Se pretende que a través de este organismo se consolide la voz de la gente para que cuando se presenten proyectos que podrían afectar al parque haya un contrapeso que represente los intereses de la comunidad, tal y como existe para Central Park.

En el parque de Corona Flushing no existe un organismo de este tipo.

“Las corporaciones que ya están en nuestro parque pueden decir que no hay nadie o nada en lo que ellos puedan dejar su dinero. Queremos quitarles esa excusa para generar fondos para el parque y así invirtamos en él”, explicó Ferreras. “Pero también queremos traer nuestra voz a la mesa para que ellos vean las necesidades de nuestro parque”.

La concejal indicó que las discusiones con el Departamento de Parques comenzarán esta semana.

Pero hay quienes vislumbran un riesgo al crear una organización que genere ganancias al administrar el parque.

“No podemos tener a intereses privados proveyendo los fondos para mantener a los parques públicos”, dijo Geoffrey Croft, presidente de la organización New York City Park Advocates.