La reforma migratoria protagoniza el 1 de Mayo

Desde Nueva York hasta Los Angeles se realizarán hoy protestas para pedir que se apruebe una legislación que permita a los indocumentados legalizar su situación
Sigue a El Diario NY en Facebook
La reforma migratoria protagoniza el 1 de Mayo
La manifestación de los inmigrantes en Nueva York empieza a las doce del mediodía en Union Square.
Foto: AP

Nueva York — Coaliciones nacionales y grupos locales aprovecharán la cita de hoy 1 de mayo, cuando se celebra el Día de los Trabajadores, para manifestarse en todo el país en reclamo de mejoras al proyecto de la reforma migratoria que se debate en el Congreso, exigir un alto a las deportaciones, además de marchar por la defensa de los derechos laborales.

Nueva York será, como cada año, una de las ciudades protagonistas, con concentraciones esta tarde en Union Square que derivarán en una marcha hacia el Sur de Manhattan, hasta la Alcaldía.

La Coalición del Primero de Mayo, que representa a varios grupos en Nueva York, expresó ayer su total rechazo al plan de reforma migratoria, calificándolo de injusto para los inmigrantes.

La coalición ha organizado una protesta que empieza a las 12 del mediodía en Union Square y a la que después se unen el resto de organizaciones, a pesar de las diferencias de opinión sobre el plan de reforma.

“Los grupos defendiendo a los inmigrantes no están todos de acuerdo con que la reforma de Washington es buena, al contrario, y es importante clarificar eso, pero el primero de mayo vamos a tener unidad con todos los grupos”, dijo Teresa Gutiérrez, una coordinadora de la Coalición. “Hay grupos que apoyan esta reforma y es importante estar con ellos y trabajar con ellos el primero de mayo porque ese es un día de unidad”.

Los activistas dijeron que no esperan marcar récords de asistencia pero sí una mayor participación que en las marchas del año pasado debido al protagonismo del proyecto de ley, con “decenas de miles de personas” en las calles y Los Angeles como la urbe donde se concentraría la mayor multitud.

“La reforma migratoria no se va a llevar a cabo a menos que continuemos presionando a los legisladores para dejarles saber que ya es hora de una reforma, número uno, y número dos, que la mayoría de los americanos apoyan la reforma migratoria”, dijo Kica Matos, portavoz de FIRM (“Fair Immigration Reform Movement”), una de las principales coaliciones de grupos que organiza las marchas, además del grupo nacional Mi Familia Vota o el sindicato SEIU.

“Yo creo que desde el 2006, 2007, esta es la primera vez que se hace sentir que estas marchas van a estar enfocadas en la reforma migratoria. Serán una combinación entre personas que celebran a los trabajadores y personas que están abogando por la reforma”, agregó Matos.

El proyecto de ley

Un grupo bipartidista de ocho senadores introdujo en abril un proyecto de ley que abriría un camino a la naturalización para muchos de los 11 millones de inmigrantes que viven en Estados Unidos ilegalmente.

El plan propone otorgar un estatus legal provisional a inmigrantes sin papeles que viven en Estados Unidos desde antes del 31 de diciembre del 2011 y que han residido en el país desde entonces, además de cumplir con otros requisitos. Se podría solicitar ese estatus cuando el Departamento de Seguridad Nacional haya certificado al Congreso un aumento en la seguridad en la frontera.

Durante las protestas del miércoles grupos e inmigrantes planean expresar su oposición al refuerzo de seguridad en la frontera que se incluye en el plan y pedir una reducción de los 10 años que tardarían los inmigrantes en lograr la residencia permanente y los 13 en los que lograrían obtener la ciudadanía. También se usarán las marchas para pedir que familias inmigrantes no sean separadas debido a deportaciones y que la reforma promueva la reunificación familiar.

“Nos tenemos que manifestar de alguna manera para que se den cuenta de que estamos en esta lucha, y que gente como yo, queremos entrar en el programa de la reforma migratoria“, dijo Margarito López, un inmigrante sin papeles de 57 años, nacido en Puebla, México, y que planea manifestarse en Nueva York. “Estos son los sueños de nosotros”

Por todo el país

En Los Angeles, la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes ha organizado una concentración y marcha para hoy en el centro de la ciudad que el grupo asegura podría agrupar a 30,000 personas.

En Chicago también se espera una de las mayores concentraciones, con marchas en el Haymarket Memorial y Federal Plaza organizadas por la Coalición de Illinois por los Derechos de los Inmigrantes y los Refugiados.

Inmigrantes y activistas también se reunirán en el Capitolio de Phoenix, Arizona, hacia las 5:30 de la tarde para marchar hasta el hotel Hyatt Regency del centro de la ciudad. Boise, en Idaho, agrupará a “miles de personas”, aseguraron activistas, en una marcha hasta el Capitolio de la ciudad, y en Florida se celebrará el 1 de mayo con foros públicos sobre la reforma en Miami y Tampa, además de una concentración en Orlando.

Una caravana de vehículos en Miami planea viajar hasta las oficinas de los congresistas Mario Díaz-Balart —que trabaja un plan de reforma en la cámara baja — y Marco Rubio, uno de los que elaboró el plan de reforma en el Senado.

Los grupos locales que organizaron estas marchas forman parte de la coalición FIRM, con representación en 30 estados. El sindicato SEIU también ha organizado actos y participa en protestas en el estado de Washington, Arizona, en la ciudad de Salem (Oregon) o en Reno (Nevada), entre otros lugares.

En la capital del país las marchas han sido canceladas debido a que el Congreso está en receso pero la organización local Casa de Maryland ha organizado concentraciones en Delaware y en Richmond (Virginia).

Otras ciudades donde se celebrarán marchas son Denver (Colorado), Oakland (California), Harrisburg (Pensilvania), Birmingham (Alabama) o New Haven (Connecticut).

La organización sin ánimo de lucro Mi Familia Vota, que colabora con SEIU, ha organizado protestas en Houston (Texas) y en Las Vegas (Nevada), entre otros lugares.

Las protestas del 1 de mayo agruparon su mayor número de manifestantes en el 2006, cuando cientos de miles de personas marcharon por ciudades de todo el país en defensa de los derechos de los inmigrantes.