Xolos en Brasil…

Tijuana ante difícil misión en casa del Palmeiras para seguir vivo en la Libertadores
Sigue a El Diario NY en Facebook

SAO PAULO, Brasil (NTX/EFE).— El equipo mexicano de Xolos quiere mantener intactas sus ilusiones de seguir en la Copa Libertadores 2013, pero para ello necesita hoy de un resultado positivo cuando visite al Palmeiras de Brasil en el partido de vuelta de los octavos de final.

El Tijuana llegó el domingo a Sao Paulo consciente de que el partido de hoy será el más importante del año, y demostró ese espíritu en el entrenamiento que hizo el domingo por la noche en el Parque Sao Jorge, la sede del Corinthians, pese al cansancio tras realizar un viaje de 15 horas.

La escuadra de Tijuana fue incapaz de hacer valer su condición de local y se tuvo que conformar con el empate sin goles, resultado que no es bueno, pero del que se rescata que pudo mantener su meta intacta, y ese factor del gol de visitante solo jugará a su favor.

Solo que el principal problema del equipo que dirige el argentino Antonio Mohamed es que careció de contundencia, pues generó opciones, y es algo que debe resolver si de verdad quiere aumentar sus aspiraciones de seguir avanzando.

Para poder estar entre los primeros ocho del continente, los de la frontera mexicana necesitan ganar por cualquier marcador o, en su caso, empatar por uno o más goles, ya que el tanto en patio ajeno les da esa ventaja.

Por su parte, el “verdao” tuvo mucha suerte en el primer capítulo, sin que esto signifique que haya sido avasallado, pues durante algunos momentos del encuentro también tuvo la capacidad de generar peligro en la meta rival.

Solo la victoria le dará el boleto al equipo brasileño a los cuartos de final, ya que cualquier otro resultado, a excepción del empate sin goles, lo dejará fuera de la competencia.

Pero el desafío no será fácil, pues el campeón mexicano ha demostrado en su primera participación en la Copa Libertadores que juega sin complejos en cualquier cancha y mantiene intactas sus posibilidades de continuar en carrera.

Al Palmeiras, que en diciembre cayó a la Segunda División del Campeonato Brasileño y hace dos semanas fue eliminado por el Santos del Campeonato Paulista, tan sólo le resta este semestre la Libertadores para reconciliarse con sus hinchas.

El partido se disputará sobre el césped del Estadio Pacaembú, en punto de las 6:00 p.m. (hora de Los Ángeles), con arbitraje del venezolano Juan Ernesto Soto.