Quisqueya alerta por inicio de temporada de huracanes

República Dominicana se prepara para el comienzo este sábado de una "activa" temporada ciclónica en el Atlántico
Sigue a El Diario NY en Facebook
Quisqueya alerta por inicio de temporada de huracanes
El año pasado el huracán Sandy causó grandes inundaciones y provocó daños considerables a la agricultura y la infraestructura del país.
Foto: Archivo

Santo Domingo – Las autoridades de la República Dominicana se prepara para el inicio este sábadp de la “activa” temporada ciclónica del Atlántico, que se extiende entre junio y noviembre, y en la que este año se espera la formación de entre 7 y 11 huracanes.

Según los pronósticos, durante los seis meses que dura la temporada se podrían producir entre 13 y 20 tormentas, de las que entre 7 y 11 podrían convertirse en huracanes con vientos de más de 119 kilómetros por hora y entre 3 y 6 alcanzarían categorías superiores a los 178 kilómetros por hora.

El subdirector de la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet), Miguel Campusano, dijo hoy que la temporada de huracanes de este año tendrá una actividad superior en comparación con la climatología media de las últimas tres décadas.

En funcionario dijo que será una temporada “más activa que lo normal” y “muy parecida a la del año pasado cuando se formaron 19 tormentas”.

Sin embargo, señaló que aunque el país caribeño “cada año está en alto riesgo de posibilidad” de ser impactado por un fenómeno de esta naturaleza, las autoridades locales “no estamos atentas solamente a la cantidad o formación de tormentas o huracanes”, si no a tomar las medidas de lugar y mantener informada a la población.

En la temporada de ciclones de 2012 la nación fue afectada por la tormenta tropical Isaac y el huracán Sandy, que provocaron muertes, inundaciones, daños considerables a la agricultura y las infraestructuras y el desplazamiento de miles de personas.

Las autoridades de emergencias locales ponen en marcha cada año para esta temporada el Plan de Contingencia Temporada Ciclónica, que contempla una serie de medidas para enfrentar eventuales fenómenos.

Dicho plan incluye campañas de información, habilitación de los albergues, revisión de redes de comunicaciones, coordinación con la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas, entre otros puntos.