Independiente bebe de copa amarga

Independiente bebe de copa amarga
Adrián Fernández (c), de Independiente, se lamenta la derrota junto a sus compañeros del club la derrota ante San Lorenzo ayer en Buenos Aires.
Foto: AP

Buenos Aires/EFE — El Independiente de Avellaneda, denominado ‘Rey de Copas’ por su récord de siete conquistas de la Copa Libertadores, descendió ayer por primera vez en la historia del fútbol de Argentina.

Tras perder ayer 1-0 ante el San Lorenzo en la penúltima jornada del torneo argentino y por su bajo promedio de puntos en las tres últimas jornadas, el conjunto rojo de Avellaneda participará en la temporada 2013-2014 en el torneo B Nacional y ha dejado como el único equipo histórico que no tiene descensos en su centenaria historia al Boca Juniors.

El Independiente del paraguayo Arsenio Erico, máximo goleador histórico del fútbol de Argentina; de Ernesto Grillo, su figura en los años cincuenta; de Ricardo Bochini y Daniel Bertoni, ídolos de su afición desde los setenta, y de Sergio ‘Kun’ Agüero, el último crack surgido de su cantera, vive el momento mas triste desde su fundación en 1905.

‘El Diablo Rojo’ fue en los años 20 el primer club de fútbol de Argentina que tuvo un estadio de cemento, el único cuya delantera fue convocada íntegramente a la selección albiceleste (Micheli, Ceconatto, Lacasia, Grillo y Cruz en 1953), ganó 16 títulos de Liga, dos veces la Copa Intercontinental (ante Juventus en 1973 y Liverpool en 1984) y nunca perdió una final de la Libertadores.

Bochini, que únicamente vistió la camiseta del Indepoendiente y de la selección argentina en toda su carrera, dijo dias antes de la confirmación del descenso que la culpa del fracaso la tucvieron los dirigentes, que contrataron a jugadores que no estuvieron a la altura de la gloria roja.

“Un equipo no está mal sólo por este campeonato, son seis torneos. El problema lo tienen los dirigentes que arman el plantel. Evidentemente no se puedo hacer nada para poder mejorarlo”, en 2013, dijo el ‘Bocha’, de 59 años.

“Lo que deberán tener en cuenta en la directiva ahora es que los jugadores que traigan tienen que estar a la altura de un equipo grande”, afirmó.

“A veces no te dan la posibilidad de ser escuchado o de que te consulten. Yo hablé mucho con Javier Cantero (presidente del club) pero poquito y nada es lo que me escuchó”, añadió.

César Luis Menotti, exentrenador y secretario deportivo del club, afirmo que “es más difícil hacer descender al Independiente que hacerlo campeón”, en una crítica a los dirigentes de los últimos años”.

El Independiente vive el momento más amargo de sus 108 años al descender de categoría.

No fue un partido perdido el que lo condenó a jugar la próxima temporada en la División B, ni siquiera un torneo, sino uno de los peores promedios de puntos el fútbol argentino en las tres últimas temporadas.

El entrenador Miguel Ángel Brindisi alineó ayer un equipo con ocho futbolistas juveniles ante un San Lorenzo que pudo alejarse en este mismo torneo de los puestos del descenso y aspira a reverdecer antiguas glorias.

Ángel Correa (m.69) marcó el tanto de la victoria ‘santa’ amte un equipo que lo intentó todo en los últimos encuentros, pero lejos del nivel necesario para evitar los últimos tramos de su caída libre.

Antes de que se consumara la derrota en su estadio Libertadores de América, el Independiente estaba condenado, porque Argentinos Juniors le ganaba al Colón de Santa Fe 1-0 y el sanjuanino San Martín derrotaba en el extremo oeste del país al Estudiantes por 2-0.

Esos dos equipos luchaban con el Independiente por la permanencia que todavía no han logrado, porque el tercer equipo que acompañará en la categoría B a Unión y el rojo de Avellaneda saldrá de los choques de ambos contra dos aspirantes al título, e próximo fin de semana en el último capítulo del campeonato.

El Argentinos Juniors, que ganó con en tanto anotado por el ecuatoriano Juan Anangonó (m.54), visitará al líder solitario Newell’s Old Boys y el San Martínque logró una victoria de oro ante Estudiantes con los tantos de Jorge Luna (m.18) y Sebastián Penco (m.79) al River Plate en Buenos Aires.

El Newell’s alcanzará el título de campeón hoy si vence al Atlético Rafaela fuera de casa y si el River Plate no supera al Lanús en la penúltima jornada.

El equipo rosarino que dirige Gerardo Martino lidera la clasificación con 35 puntos, seguido por el River con 32, el San Lrenzo con 31 y un encuentro más y el Lanús con 29 y un partido menos, suspendido el lunes pasado a los 45 minutos ante el Estudiantes, cuando este equipo ganaba por 2-0, por el asesinato de un hincha frente a una de las puertas del estadio Ciudad de La Plata. Considerado el mejor equipo del año, el Newell’s logró superar los puestos del descenso tras reincorporar a sus filas a Maxi Rodríguez, Gabriel Heinze e Ignacio Scocco (máximo goleador de la competición), bajo la dirección de Martino, ídolo de la afición desde sus tiempos de futbolista. Pero el rojinegro no solamente aspira a ganar su sexto título de Liga, sino también la Copa Libertadores, de la que fue subcampeón en 1992, cuando Martino era capitán del equipo y Marcelo Bielsa su entrenador, y en la que es semifinalista en 2013, y la Copa argentina, un torneo federal que comenzó a disputarse en 2012.