Casa Blanca refuerza impulso para reforma migratoria

La economía y seguridad fronteriza se han convertido en los argumentos más sólidos para defender la propuesta
Casa Blanca refuerza impulso para reforma migratoria
Barack Obama dio un espaldarazo a las negociaciones sobre reforma migratoria en el Congreso.
Foto: AP / Evan Vucci

WASHINGTON, D.C.- La administración de Barack Obama dio un espaldarazo a las negociaciones sobre reforma migratoria en el Congreso. La economía y seguridad fronteriza se han convertido en los argumentos más sólidos para defender la propuesta.

El debate legislativo tuvo un antes y un después del reporte difundido por la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO), la semana pasada. Éste calculó que la reforma migratoria reducirá el déficit federal en 197,000 millones de dólares durante el periodo 2014-2023.

CBO estimó que la implementación de la propuesta tendrá un costo de $22,000 millones durante el mismo periodo. Esto implicaría que en total el proyecto de ley generaría ahorros netos de $175,000 millones.

También indicó que la reforma migratoria sumaría $459,000 millones a las arcas del gobierno, pero implicará gastos por $262,000. Las ganancias fueron calculadas en base a los incrementos en impuestos de los trabajadores que tendrían estatus legal.

El informe de CBO se ha convertido en el principal argumento con que la Casa Blanca está defendiendo la medida. “Creemos fuertemente que será buena para nuestro crecimiento económico, para la reducción de nuestro déficit, para el sistema de seguro social. Nos hará una economía más productiva”; dijo Gene Sperling, director del Consejo Económico Nacional.

La Administración de Seguro Social ha asegurado que cerca de 3 millones de los 8 millones de trabajadores indocumentados pagarán impuestos de nómina. En 2010 calculó que esto implicarán $12,000 millones en impuestos.

“Esto junto a las otras provisiones de la reforma tendrá un efecto a largo plazo en la solvencia del Seguro Social. Tenemos una población que está envejeciendo. Una legislación que traiga familias fuera de las sombras y permita que trabajadores jóvenes sean parte de nuestra economía, será de gran ayuda”, comentó Sperling.

Una nueva enmienda para la reforma migratoria que tendrá un voto final mañana miércoles, condicionará el acceso de personas con estatus legal provisional a la residencia permanente, si no se cumplen ciertas condiciones.

Entre ellas figura: doblar el número de agentes en la patrulla fronteriza llegando a cerca de 40,000; completar el doble muro en 1,126 kilómetros de frontera; contar con un sistema de verificación de empleo operativo en todo el país; tener implementado un sistema de entrada y salida de Estados Unidos en todos los puertos de entrada por tierra y mar, entre otros.

La administración dio su apoyo formal a esta propuesta la semana pasada. “El Presidente ha dejado claro que una reforma migratoria de sentido común debe incluir medidas que fortalezcan la seguridad fronteriza, creen un camino a la ciudadanía y tomar medidas enérgicas contra los empleadores para contratar trabajadores indocumentados y mejore nuestro sistema legal de inmigración, para que todos jueguen con las mismas reglas”, declaró la Secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano.

“La enmienda de seguridad fronteriza está en línea con este criterio, destinará recursos adicionales importantes para robustecer el sistema de seguridad fronteriza que esta administración ha desarrollado”, concluyó.