Autoridades identifican a estadounidense muerto en Egipto

Andrew Pochter de 21 años de edad, se encontraba en el país como profesor de inglés de niños y como estudiante de árabe.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Autoridades identifican a estadounidense muerto en Egipto
Andrew Pochter de 21 años de edad era originario de Ohio.
Foto: AP

WASHINGTON- El joven estadounidense de 21 años fallecido ayer durante los enfrentamientos entre seguidores y detractores del presidente egipcio, Mohamed Mursi, en Alejandría, ha sido identificado hoy como Andrew Pochter, y se encontraba en Egipto como profesor de inglés.

Pochter, de 21 años, era estudiante en el Kenyon College de Ohio y había viajado a Egipto como parte de una beca para avanzar en sus estudios de árabe e impartir clases de inglés a niños, indicó su familia.

“Nuestro querido hijo y hermano Andrew Driscoll Pochter fue a Alejandría durante el verano, para enseñar inglés a niños de entre 7 y 8 años y mejorar su nivel de árabe”, afirmó en un comunicado.

Pochter, agregó la familia que reside en Chevy Chase (Maryland), tenía previsto regresar a la universidad en septiembre para continuar sus estudios y pensaba pasar “su semestre de primavera en Jordania”.

La embajada de EE.UU. en el Cairo no ha confirmado detalles sobre las causas de la muerte del joven, pero el comunicado familiar señala que “por lo que sabemos, estaba observando las protestas cuando fue apuñalado por un protestante”.

Hasta ahora, la cifra de fallecidos por estos enfrentamientos asciende a 4, incluido el joven estadounidense, y los heridos superan el medio centenar.

Poco después de conocerse el fallecimiento de Pochter el Gobierno de EE.UU. pidió a sus ciudadanos aplazar los viajes “no esenciales” a Egipto debido a la “inestabilidad política y social” en ese país, tras haber autorizado la salida de El Cairo del personal no esencial de la embajada y de sus familias.

En su alerta de viaje, el Departamento de Estado afirmó que la inestabilidad política “es probable que continúe en el futuro próximo debido a los disturbios” en torno al primer aniversario de la llegada al poder del presidente egipcio, Mohamed Mursi.