Madre de Trayvon Martin pide justicia en NYC

Sybrina Fulton dijo que no dejará de combatir la violencia por armas de fuego
Madre de Trayvon Martin pide justicia en NYC
Sybrina Fulton, con el reverendo Al Sharpton (der.), en la Red de Acción Nacional.
Foto: edlpZaira Cortes

Nueva York.- Con voz determinante, Sybrina Fulton, madre del adolescente Trayvon Martin, advirtió que la absolución del vigilante comunitario que mató a su hijo no frenará su lucha en busca de justicia.

Ante unas 300 personas en la Red de Acción Nacional, en Harlem, Fulton se comprometió a velar por las víctimas de la violencia con armas de fuego, en el marco de una protesta nacional por el veredicto.

“Estamos sufriendo, pero eso sólo significa que hay arremangarse las mangas y seguir luchando”, dijo la mujer al lado del visible defensor de los derechos civiles, el reverendo Al Sharpton.

George Zimmerman, el exvigilante voluntario de madre peruana, fue declarado “no culpable” de asesinato en segundo grado y homicidio involuntario. Zimmerman, de 29 años, dio muerte en febrero de 2012 al adolescente desarmado.

Fulton, acompañada de su hijo Jahvaris Fulton, recalcó que “tienen que cambiar las leyes, porque no trabajan para nosotros”.

La mujer ahora reorientará su energía para trabajar con los niños y las víctimas de la violencia con armas por medio de la Fundación Trayvon Martin.

“Nuestro corazón se quebró al saber del veredicto, pero tuvimos la fuerza para limpiar nuestras lágrimas”, acotó Sharpton, quien se comprometió a empujar una “investigación agresiva” de los derechos civiles federales en contra de Zimmerman. También urgió cambios en la ley del estado de Florida, que permite el uso de fuerza letal en defensa propia.

La comunidad latina se sumó a la indignación ante el veredicto.

“Si un vigilante voluntario de color o latino hubiera disparado a un chico blanco desarmado, estoy seguro de que el veredicto habría sido culpable por unanimidad”, dijo el dominicano Santiago Colón, un residente de East Harlem.

La puertorriqueña María Trigueros comentó que “es un lamentable caso que saltó al ojo público, pero hay cientos más que suceden todos los días que la prensa no reporta y las autoridades no atienden”.