Todo Brasil listo para recibir al papa Francisco

El papa Francisco orando ayer en Roma.
El papa Francisco orando ayer en Roma.
Foto: EFE

RIO DE JANEIRO/efe — Las arenas de Copacabana están acostumbradas a ser visitadas por millones de personas seducidas por sus playas, ansiosas por participar en los festejos del Año Nuevo o de asistir a conciertos gratuitos de artistas como Stevie Wonder o los Rolling Stones. Esta semana, el espectáculo lo dará una figura mucho menos extravagante que Mick Jagger, pero que promete generar grandes emociones.

El papa Francisco, el argentino de 76 años que en marzo pasó a la historia como el primer Santo Padre de las Américas, transformará la costa carioca en un gigantesco escenario de su primer viaje internacional como pontífice para presidir los festejos del Día Mundial de la Juventud.

Irá al corazón de una ciudad conocida por los altos precios de sus propiedades inmobiliarias y su sexy samba con un mensaje de humildad, simplicidad y apoyo a los pobres, las prioridades de su papado que ha delineado en sus cuatro meses en el trono. Conoce bien la Iglesia católica de Brasil y sabe que está perdiendo miembros a manos de Iglesias pentecostales y del secularismo. Pero los festivales católicos para la juventud buscan renovar la fe y se espera que Francisco, un hombre de la región, amante del fútbol, cautive a los jóvenes con su humildad y su estilo.

Se cree que más de un millón de personas acudirán a Río para ver al nuevo papa. Bajo la mirada de la estatua del Cristo Redentor, la municipalidad ha movilizado a miles de soldados y policías para que mantengan el orden en una ciudad donde sigue habiendo manifestaciones contra el gobierno un mes después de unas protestas que sacudieron todo el país.

Los residentes se preparan para recibir a Francisco y construyeron imágenes del papa en arena en Copacabana, un sitio donde habitualmente se ven estatuas de mujeres en bikinis.