Elige el Barsa a Martino

El 'Tata' es apoyado por Lio Messi; firmará por 4 temporadas

Guía de Regalos

Elige el Barsa a Martino
'Tata' Martino
Foto: AP

BUENOS AIRES.— Y el elegido es Gerardo Martino.

El ídolo futbolístico de Jorge, el padre de Lionel Messi, dirigirá al Barcelona la próxima y durante tres temporadas.

El “Tata” de 50 años, quien viene de perder las semifinales de la Libertadores como técnico de Newell’s, en unos días será el sucesor de Tito Vilanova.

Sin la chapa de un José Mourinho, un Carlo Ancelotti, algún otro histórico europeo, y con el respaldo de su última campaña y de Messi, pues, lógicamente, la dirigencia culé consultó al “10”.

La opinión de Leo tuvo su peso, seguro.

Por eso la felicidad de la familia expresada a través de la cuenta de Twitter de uno de los hermanos del mejor del mundo, Matías.

Que el Barsa haya elegido a Martino no estaba en los planes de nadie una semana atrás.

Pero ganó terreno y el crack argentino fue fundamental: le gusta cómo trabaja, su personalidad, es de Rosario como él y, si faltaba algo, es fanático de Newell’s.

Mientras en Cataluña dicen que aún falta el “ok” de la Junta Directiva, el técnico salió sin hablar de su casa al sur de Rosario.

Si siempre ha sido medido, lo es más ahora, consciente de que no podía contar sobre la videoconferencia que había tenido unas horas antes, el contrato de tres años que firmará y otros detalles que faltan pulir: viajaría mañana, mientras su nuevo equipo enfrente al Bayern de Josep Guardiola en amistoso.

Es una apuesta la del Barcelona por un entrenador desconocido en Europa y por la afición; fichar a un rosarino que tuvo como modelo a Marcelo Bielsa, el cuarto argentino que dirigirá al Barcelona.

Antes de los cuartos de final de la Libertadores, a Martino lo fueron a buscar especialmente de la Real Sociedad y, tras declinar la opción de Boca, les dijo que no porque no quería pensar en dos equipos al mismo tiempo.

Le insistieron explicándole que lo esperarían hasta que terminara su participación en la Copa, pero repitió la negativa.

Un mes y medio después se lo lleva el Barsa, ése al que tanto elogió. Y se va a dirigir a Messi, que tanto apoyó su llegada. Ese Leo que, según él, “nunca juega mal”.

Él es el “Tata”, a partir de ahora uno de los más conocidos del mundo.