Trabajadoras con salarios que dejan de lado a los hijos

Un estudio realizado por el grupo Restaurant Opportunities Centers United (ROCUNITED) revela las condiciones laborales de madres trabajadoras de restaurantes

Trabajadoras con salarios que dejan de lado a los hijos
Mariana Sánchez mandó a sus hijos a Colombia, porque el sueldo no le da para pagar su cuidado diario.
Foto: EDLPHumberto Arellano

Nueva York — Desde cuando nació su hija, Sandra García debe trabajar menos tiempo para cuidarla. Aunque laborara a tiempo completo, su salario no le alcanzaría para pagar una niñera.

“Gano menos del mínimo y me cuadro con las propinas; ese dinero lo aporto para los gastos de la casa, pero no alcanza para pagar una niñera”, explicó la mesera de un restaurante en Astoria. “Por eso mi esposo y yo nos turnamos para cuidar a nuestra hija”, que hoy tiene siete meses.

Como ella, muchas madres que trabajan en restaurantes están en la misma situación, según un estudio publicado este mes por el grupo Restaurant Opportunities Centers United (ROCUNITED).

“Mi esposo me ayuda mucho cuando me toca trabajar. Entro a las 6:00 a.m. y me levanto a las 4:00 a.m. para dejar todas las cosas de mi hija preparadas”, indicó García, de 25 años.

El informe, llamado “El tercer turno: necesidades de cuidado infantil y el acceso para las madres que trabajan en los restaurantes”, resalta que de los 10 millones de personas que integran la fuerza de trabajo del gremio de restaurantes, dos millones son mujeres con hijos.

La investigación —en la que participaron más de 200 madres en Nueva York, Los Ángeles, Washington, Chicago, Washington D.C. y Detroit— encontró que las progenitoras de ese gremio ganan menos y gastan más en velar por sus pequeños.

Mariana Sánchez, de 45, es una madre soltera que hace una década decidió dejar a sus niños de dos, siete y nueve años, en Colombia por su situación laboral.

“No ha sido fácil tener a mis hijos lejos, pero económicamente me resulta mejor que estén con mi mamá en mi país”, expresó. Las niñeras cobran hasta unos $80 al día por un niño y que pagar la renta. No se puede”, comentó

Las madres encuestadas reportaron haber gastado un 35% de su salario semanal, en promedio, en el cuidado de sus niños. Asimismo, más de 90% de ellas no recibieron días de enfermedad pagos para cuidar de sí mismas o a sus hijos enfermos.

“Si el niño se enferma, hay que quedarse en casa, entonces se pierde un día de sueldo porque no lo pagan”, precisó Sánchez, quien lleva diez años trabajando como mesera en un restaurante en Astoria.

El informe también revela que 85% de las participantes no tenían información o conocimiento de los subsidios públicos disponibles para ellas ni de los programas patrocinados por el empleador. De sólo 15% que sabía de la asistencia para el cuidado infantil, menos de la mitad recibía ayuda del programa.

De otro lado, casi de la mitad de las encuestadas dijo tener un horario impredecible. Mientras que 40% indicó que éste cambiaba una vez a la semana, 5% expresó que su rutina laboral era diferente día a día.

Elena, de 30 años, quien no quiso revelar su apellido, es sostén de hogar y tiene una pequeña de cinco años. “Me toca salir a las 4:30 a.m. para dejarla donde la niñera. Lo que gano no es mucho y se me va bastante” en pagar ese servicio, se quejó Elena, quien hace tres años labora en una panadería-restaurante en Jackson Heights.

Un tercio de las madres que participaron en el estudio dijo que el cuidado infantil deterioraba su capacidad para trabajar en turnos deseables. Casi la mitad sufrió consecuencias negativas en el trabajo, por llegar tarde o salir temprano debido a tener que atender al cuidado de sus niños.

El análisis señala que los salarios y beneficios de los trabajadores de restaurantes no reflejan el crecimiento en esa área. Agrega, además, que 90 % de los trabajadores de restaurantes tampoco tiene días de enfermedad pagos y que más de 15% de las madres del estudio tiene más de un empleo, viéndose obligadas a balancear horarios de dos o tres trabajos para poder subsistir.

Para mejorar la condición económica de quienes laboran en este sector de la economía, el informe recomienda que se aumente el salario mínimo para los trabajadores, cuyo sueldo se base en propinas; así como que se destinen más fondos públicos para el cuidado infantil y prestación de servicios en horas no tradicionales.