Matsui se retira por la puerta ancha

Hideki Matsui se reencontró con sus fanáticos en una tarde memorable en el Yankee Stadium, donde fue homenajeado como despedida a su carrera en el béisbol.

Y no era para menos, su hazaña comenzó antes de llegar a las Grandes Ligas tras jugar en su natal Japón con Yomiuri Giants en el 1993, donde había impuesto su nombre entre los mejores jonroneros, con 332 vuelacercas.

Luego de llegar a la Gran Carpa en 2003, Matsui quiso retirarse con el uniforme de los Yankees, donde, según sus propias palabras, pasó los momentos más emocionantes de su carrera, especialmente cuando fue declarado el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial que ganaron los neoyorquinos en 2009 frente a los Phillies de Filadelfia.

Para su propósito de salir por la puerta ancha, Hideki firmó un contrato como miembro de ese club, donde había jugado por nueve temporadas.

El domingo 28 pasa a la historia entre los muchos momentos memorables de los Yankees de Nueva York. La camiseta número 55 le fue entregada al exjugador durante ceremonia especial en el terreno, antes del último juego de la serie de tres contra Tampa Bay, con la asistencia de sus padres Masao y Saeko Matsui, ante la ovación miles de fanáticos.

Hideki pasó a los Angelinos de Los Angeles en el 2010, luego a Atléticos de Oakland (2011) y terminó con los Rays de Tampa Bay el año pasado. En las mayores deja .282 en promedio de bateo, con 175 jonrones y 760 carreras impulsadas.

“Este es momento especial y memorable para mí”, dijo emocionado el jugador, tras firmar el contrato simbólico como yankee en una sala repleta de reporteros, muchos de ellos que cubríendo la ceremonia en directo para Japón, entre y otras partes.

Para Hideki Matsui se cumplió su sueño de retirarse del béisbol como él quería, con su camiseta de los Yankees de Nueva York.