Presos sin sentencia podrían votar en Honduras

Gracias a una iniciativa de una ONG los presos sin sentencia condenatoria en el país centroamericano podrían llegar a ejercer su sufragio en los comicios generales de noviembre próximo.
Presos sin sentencia podrían votar en Honduras
Un 'mara' en una cárcel de Tegucigalpa.
Foto: EFE

Tegucigalpa.- Un organismo que vela por los derechos humanos de los privados de libertad en Honduras solicitó hoy a las autoridades electorales que se permita votar a los presos sin sentencia ejecutoria en las elecciones generales de noviembre próximo, algo que prohíbe la ley hondureña.

El presidente del estatal Comité de Prevención Contra la Tortura, Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes (Conaprev) de Honduras, Miguel Ortíz, hizo la petición ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de este país centroamericano.

“Hemos presentado una solicitud para que las personas privadas de libertad que no tienen sentencia puedan votar” en las elecciones generales, que se celebrarán el próximo 24 de noviembre, dijo Ortiz a los periodistas.

Los presos sin sentencia, unos 6,200 según el Conaprev, son ciudadanos “en pleno ejercicio de sus derechos civiles y políticos” tal como lo establece la Convención de la Constitución de Honduras y los tratados internacionales suscritos por este país, explicó la fuente.

Lamentó que en las octavas elecciones que Honduras ha celebrado desde que el país retornó a la democracia en 1980, el TSE ha “excluido a estos ciudadanos de un derecho humano fundamental como es el ejercicio del sufragio”.

El pasado 29 de julio, el partido Alianza Patriótica Hondureña, que lidera el exjefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Honduras y aspirante presidencial Romeo Vásquez, presentó un recurso ante el Supremo para que militares y policías puedan votar en las elecciones generales, luego de que el TSE denegó la petición.

En las elecciones generales participarán por primera vez nueve partidos, cuatro de ellos surgidos tras el derrocamiento en 2009 de Manuel Zelaya, cuya esposa, Xiomara Castro, es uno de los candidatos.

En noviembre próximo los hondureños elegirán al sucesor del presidente Porfirio Lobo, a tres vicepresidentes, 128 diputados al Congreso Nacional, 20 al Parlamento Centroamericano con sus respectivos suplentes y 298 corporaciones municipales.