“Chaco” Giménez podría impulsar al Tri en eliminatoria

El volante del Cruz Azul describió como "hermoso" su primer partido vistiendo la camiseta de la selección mexicana
“Chaco” Giménez podría impulsar al Tri en eliminatoria
"Fue hermoso… hermoso. A mis 32 años, lo que estoy viviendo es algo extraordinario..", expresó el argentino.
Foto: AP

Nueva York — El compromiso más hermoso que el futbolista Christian “Chaco” Giménez ha tenido en su carrera llegó justo cuando la selección mexicana más necesitaba su mano, o en este caso sus pies, para sacarla de su mala racha.

“Fue hermoso… hermoso. A mis 32 años, lo que estoy viviendo es algo extraordinario. Son momentos lindos que me tocan vivir y trato de aprovecharlos y disfrutarlos”, comentó el jugador sobre su primer partido vistiendo la camiseta tricolor mexicana. “Sentí emoción, mucha emoción y alegría de cantar el himno de México”.

El ‘Chaco’, medio ofensivo del Cruz Azul, fue titular en el encuentro que México disputó ante Costa de Marfil, escribiendo una página más en la bitácora de la era de José Manuel ‘Chepo’ de la Torre, técinico azteca, que convocó una vez más a naturalizados.

El llamado a la selección de mexicanos nacidos en el extranjero es tema que a muchos les da calambres, algo de lo que el jugador de la Máquina está conciente pero al mismo tiempo descarta.

“(Los críticos) Siempre van a buscar algo. Nunca va a ser la felicidad buena”, dijo. “Lo único que trato de hacer es jugar al fútbol y ser feliz”.

Giménez y Damián Alvarez, ambos nacidos en Argentina, obtuvieron la ciudadanía mexicana y se convirtieron en candidatos para vestir la camisa del equipo que dirige el “Chepo”. Alvarez, que milita en los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León,fue requerido para el amistoso que México perdió 2-0 ante Colombia en febrero de 2012.

Ambos fueron llamados para el partido en Nueva Jersey.

“El grupo nos arropó bien”, señaló Giménez.

Su inclusión en la selección mexicana cayó bien. El equipo ganó convincentemente 4-1 y el ‘Chaco’ se destacó, devolviéndole la vida a la ofensiva que trabajó todo este año para marcar gol, aunque la presión que sentía era por la camiseta que le tocó vestir.

“Me tocó la 14 del ‘Chícharo’. Eso es lo de más presión”, afirmó.

La mejora en el juego tras su arribo hace a muchos pensar que se avecina un mejor desempeño del tricolor en la eliminatoria mundialista, donde el equipo no ha logrado marcar gol en casa y apenas suma cinco puntos.

A pesar de haber lucido, volver al equipo durante la clasificatoria es algo que aún suena lejano en los planes de Giménez, quien primero quiere enfocarse en su desempeño en el Cruz Azul para ganarse un nuevo llamado.

“Hay muchos jugadores que tienen su lugar en la selección, otros tenemos que demostrarlo en nuestros clubes”, aseveró. “Tengo que demostrarlo cada fin de semana con mi equipo. Después, el que decide es el entrenador”.

Este hermetismo no le impide comentar sobre lo que le espera a México al reanudarse la eliminatoria el mes entrante cuando enfrente a Honduras y a Estados Unidos.

“Todos van a ser partidos difíciles. Pero tenemos que confiar en lo que estamos haciendo, en que somos México. Y obviamente que esta victoria nos da un poco de tranquilidad”, afirmó.