Rafael Nadal es el gran favorito en el US Open

El tenista español es visto como el preferido para ganar el torneo que comienza esta semana en Queens

Rafael Nadal estuvo siete meses de baja por la rotura de un ligamento en la rodilla, pero tras su regreso ha ganado varios torneos y está completamente listo para también triunfar en Nueva York.
Rafael Nadal estuvo siete meses de baja por la rotura de un ligamento en la rodilla, pero tras su regreso ha ganado varios torneos y está completamente listo para también triunfar en Nueva York.
Foto: AP

Nueva York — “Rafa, Rafa, Rafa, Rafa”. Así luce el estampado en el pecho de la camiseta azul de Rafael Nadal. Así gritan los fanáticos al avistarlo en una de las canchas de entrenamientos del Abierto de Estados Unidos de tenis.

El último Grand Slam de la temporada se pone en marcha este lunes y se juega en cemento, pero el español de 27 años ha desembarcado con una etiqueta inusual para un torneo en superficie dura, la de favorito al título.

Después de su desastrosa presentación en Wimbledon, donde por primera vez en su carrera fue eliminado en la ronda inicial, Nadal recargó baterías en Palma de Mallorca y reapareció avasallante en Norteamérica al consagrarse campeón de los dos torneos Masters en cemento, Montreal y Cincinnati. Su marca este año en esas pistas es de 15-0, al incluir el Masters de Indian Wells en marzo pasado.

“Ha sido el mejor jugador este año, no hay duda alguna”, dijo Novak Djokovic, el primera cabeza de serie en Nueva York. “Los números lo ratifican en todo”.

“Lo suyo ha sido súper impresionante y espero que pueda seguir así”, añadió Roger Federer, su némesis que disputa el certamen como séptimo preclasificado.

El que se le catalogue con semejantes elogios es realmente increíble, al considerar que Nadal estuvo siete meses de baja por la rotura de un ligamento en la rodilla. Se perdió dos Grand Slams consecutivos, incluso el US Open del año pasado. Volvió a las canchas en febrero y apenas ha perdido tres de sus 56 partidos, con nueve títulos ganados.

Ahora mismo es el número dos del mundo y, matemáticamente, podría subir otra vez a la cima del ránking dentro de dos semanas. En eso le ayuda el hecho de no tener que defender puntos durante el resto de la temporada, mientras que Djokovic lucha por preservar las 1,200 unidades que obtuvo tras alcanzar la final del año pasado, que perdió ante Andy Murray.

Para apoderarse del número uno, Nadal precisa ganar el torneo y que Djokovic no llegue a la final. También está la vía de alcanzar el partido por el campeonato y que el serbio caiga antes de los cuartos de final.