Ámese y mantenga una buena autoestima a los 50 años

El tiempo pasa y el cuerpo envejece; si alimentas tu mente con pensamientos positivos, podrás disfrutar de la vida con una mayor calma y felicidad
Sigue a El Diario NY en Facebook
Ámese y mantenga una buena autoestima a los 50 años
Ser optimistas, hacer ejercicio, llevar una dieta saludable y sentirse joven ayudan a prolongar la existencia de una manera energética y entusiasta.
Foto: Esta imagen es una obra derivada de This Is Not My Picture - Feb 2012 - Me & Sue Smiling Beneath the Jelly Babies por Gareth Williams, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/gareth1953 / 7064995839/

La autoestima se va construyendo a lo largo de la vida, desde la infancia hasta la vejez. En la infancia la autoestima depende únicamente de los padres. Posteriormente el aprendizaje obtenido en la infancia se suma a los conceptos de éxito o fracaso en la vida diaria, lo que va a contribuir a tener una autoestima fortalecida o deteriorada. Con el descenso hormonal, tanto hombres, como mujeres pueden padecer cambios físicos, mentales y emocionales que puede afectar la autoestima.

Se define como autoestima al concepto de valor de la propia persona sobre sí misma, en la que influye la capacidad personal, el aprecio de uno mismo, así como el aprecio de otras personas. Si tiene una actitud positiva y optimista, su autoestima seguramente será bastante alta, en cambio, ante una actitud pesimista donde se siente temor y desconfianza en sus relaciones interpersonales la misma será afectada.

Usted tiene 50 años, su capacidad puede declinar: su memoria y concentración no son las mismas que cuando era más joven. Ya no tiene la misma fuerza o capacidad mental para asuntos que antes le resultaban más sencillos. Le empiezan a aparecer canas, arrugas y flacidez corporal. Sus emociones están desbordadas: a veces siente depresión, en ocasiones ansiedad, en otras las preocupaciones que ocupan gran parte de su tiempo hasta sufre de insomnio o estrés durante el resto del día.

Depende de cómo se encuentra su autoestima, su actitud, su grado de realización, su nivel educacional, su situación laboral y su estado de salud. Puede aceptar estos cambios como parte de la madurez, amarse a sí mismo y buscar opciones para sentirse mejor. Acuda a su médico para resolver los síntomas que presente. Realice alguna rutina de ejercicio, ya sea yoga, tai chi o chi kung. Procure una alimentación balanceada y tome dos litros de agua al día.

Evite buscar la aprobación en los demás, todo lo que haga realícelo con la convicción de que es bueno para usted y no sólo porque alguien más quiere que lo haga. Si tiene dificultad en aceptar los cambios que esté sufriendo con la edad y sus emociones negativas lo agobian sería bueno acudir con algún profesional especialista para que le ayude a superar esos cambios, ya sea con terapias especiales, actividades, ejercicios de relajación, algún tipo de meditación, homeopatía o acupuntura.