Podrían rodar cabezas en Ohio por el suicidio de Ariel Castro

Director de penitenciarías de Ohio ordena amplia investigación sobre el incidente para ver dónde estuvo el fallo

Casi 24 horas después de que el secuestrador de Cleveland, Ariel Castro, apareciera ahorcado en su celda, continúan surgiendo reacciones de las diversas partes relacionadas con el hombre, que cumplía una condena de más de 1,000 años de prisión por mantener cautivas a tres jóvenes durante una década.

Entrada la noche se conoció que el Departamento de Corrección ordenó una investigación exhaustiva que revele los tratamientos médicos que Ariel Castro recibía, así como los resultados de la más reciente evaluación de su salud mental. De igual forma, se exigió conocer minuto a minuto cuáles fueron las circunstancias de su deceso, de manera que se puedan adjudicar responsabilidades.

Los abogados de Ariel Castro estuvieron diciendo desde tempranas horas del día que el hombre necesitaba tratamiento siquiátrico y que no le fue ofrecido. A esto se suma que tanto la madre como la hermana del confinado expresaron preocupación por él tras haberlo visitado el pasado 26 de agosto. Lo notaron nervioso, deprimido.

DEMANDA A LA VISTA

Se desconoce si Castro recibió ayuda. Si así no fue, habría causa para someter una demanda, ya que no le fueron garantizados sus derechos como confinado.

De otra parte, el fiscal del condado de Cuyahoga, Timothy J. McGinty, tildó a Ariel Castro, de 53 años, de “cobarde”.

7 VECES PIDIO PERDON

“Así son estos depredadores degenerados, unos cobardes… Este hombre (Castro) no pudo soportar un mes tras las rejas y eso fue mínimo si se compara con lo que les hizo a sus víctimas durante una década”, añadió.

DILEMA CON SU ENTIERRO

Como cobarde también lo describió el oficial González, de los Angeles Guardianes, y quien este miércoles pretaba vigilancia frente a la residencia de una de las sobrevivientes de Ariel Castro.

GUARDAN SILENCIO SUS VICTIMAS

Jovita Martí, vecina de Castro, dijo en entrevistas televisivas que “sabía que él iba a hacer algo como esto… solo que no me lo imaginé tan pronto”.

15 DE SUS ACTOS DE HORROR

Ariel Castro fue condenado el pasado 1 de agosto por haber mantenido cautivas durante 10 años a las jóvenes Amanda Berry, Gina de Jesús y Michelle Knight. Con la primera de ellas tuvo una hija que hoy tiene 6 años.