Aumenta a 50,000 los evacuados por ciclones en México

33,000 de los afectados se encuentran en albergues ubicados por toda la república
Aumenta a 50,000 los evacuados por ciclones en México
Los eventos meteorólogicos dejaron al menos 81 muertos. En la foto, una de las carreteras inundadas en Guerrero.
Foto: EFE

México – Los ciclones tropicales que asolaron buena parte de México desde el pasado fin de semana han dejado al menos 81 muertos y decenas de miles de evacuados, confirmó hoy el secretario de Gobernación (Interior), Miguel Ángel Osorio Chong.

“Se ha evacuado a casi 50,000 personas, de las cuales hasta ayer teníamos a 33,000 en algunos albergues que se han dispuesto en toda la república mexicana”, declaró el ministro mexicano a la emisora MVS.

Desde Acapulco, Osorio Chong explicó que el estado de Guerrero es el “más afectado” de los 22, de un total de 32 que tiene el país, donde se han sentido los efectos de “Manuel” e “Ingrid”.

Señaló que hay 30 municipios con daños diversos nada más en Guerrero, cifra a la que hay que sumar unos 300 más en el resto de México.

“Las afectaciones no se van a poder ver hasta dentro de unos días porque si bien a algunos estados no les llovió tan intenso (…) con los escurrimientos que se dan de otros las afectaciones llegarán”, anticipó.

Los ciclones “Manuel” e “Ingrid” crearon una tenaza mortal a partir del viernes, el primero desde el Pacífico y el segundo desde el Atlántico, en una confluencia de fenómenos meteorológicos graves que no se veía en medio siglo.

“Ingrid” dejó de existir el martes, pero en el sur del Golfo de México se formó una baja presión frente a las costas del estado de Tabasco que puede convertirse en un ciclón.

“Manuel”, en cambio, que se formó el pasado viernes por la tarde como tormenta tropical, perdió fuerza el domingo, pero este miércoles resucitó y se convirtió en huracán frente a las costas de Sinaloa, donde hoy tocó tierra.

En relación con el alud de tierra que se produjo en la comunidad de La Pintada, en el municipio de Atoyac de Álvarez, Osorio Chong dijo que 337 personas habían sido rescatadas, pero quedan 58 desaparecidos.

Aunque el alcalde de Atoyac habla de 15 muertos, el funcionario sostuvo que las autoridades federales no han visto los cadáveres y sólo tienen el testimonio de algunos rescatados que dijeron haber sepultado a cinco personas.

Respecto a la situación en otras comunidades indígenas de Guerrero, donde la ONG Centro de la Montaña Tlachinollan denunció que apenas hay ayuda, dijo que en algunas de ellas no han podido “entrar ni por tierra ni por aire”.

A esta labor se dedicarán seis helicópteros, agregó el ministro, quien dijo tener conocimiento de que en otras tres comunidades que no detalló, además de La Pintada, pueden haberse registrado deslizamientos de cerros que habrían afectado a sus habitantes.

Sobre los turistas varados en el puerto de Acapulco por los cortes que se registran en la Autopista del Sol, que comunica esa ciudad con la capital de México, explicó que ya han sido trasladadas 11,500 personas gracias a un puente aéreo.

“Los vuelos no van a parar, cada vez se incorporan más”, indicó el ministro, quien anunció que esta noche “ya habrá luz” en el aeropuerto, lo que posibilitará extender las horas de salida y llegada de vuelos para sacar turistas.

El ministro se mostró dispuesto a que, una vez se supere esta etapa crítica, se investigue por qué colapsaron vías como la Autopista del Sol, construida en 1993, donde “han desaparecido (…) tramos completos” por derrumbes.

Por último, el director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), David Korenfeld, dijo a la misma emisora que buena parte del desastre en Guerrero tiene que ver con que en algunos puntos cayeron aproximadamente 750 litros de agua por metro cuadrado en 24 horas.

No obstante, ahora la principal preocupación es “una perturbación que tiene algunos días circulando por la península de Yucatán”, que tiene “70 % de posibilidades de convertirse en un ciclón tropical”, cuyo nombre sería “Jerry”, apuntó.